Las agresiones sexuales en Zarautz y Sopela reactivan la alerta ante las fiestas de verano

Concentración en Zaratuz contra la agresión sexual a una menor.
Concentración en Zaratuz contra la agresión sexual a una menor. / J.M. LÓPEZ

Aiende S. Jiménez
AIENDE S. JIMÉNEZ

Apenas ha comenzado el verano y Euskadi vuelve a encender todas las alarmas en torno a las agresiones sexuales que se producen en las fiestas de los pueblos vascos. Los ataques sufridos por dos mujeres, una de ellas menor de edad, en Zarautz y Sopela pone en evidencia un problema que se ha convertido desgraciadamente en habitual en la época estival, la cual concentra buena parte de las celebraciones patronales del territorio.

Zarautz fue una de las localidades que abrió la temporada de fiestas con los ‘sanpelaios’, celebrados entre el domingo y el miércoles de la pasada semana. La noche de San Pelaio eguna, el día 26, una joven de dieciséis años natural de Pamplona salió con unas amigas a la zona de la Munoa, cerca del malecón zarauztarra, y que acogía conciertos y djs durante la noche. Ya de madrugada, el grupo conoció a unos chicos, vecinos de Zarautz, con los que se alejaron de la zona de fiesta para dirigirse hacia un espacio de pabellones industriales, conocido como Salberdín, ubicado entre la estación de Euskotren y el polideportivo municipal, y que se encuentra apenas a siete minutos de distancia a pie.

Tal y como señalan fuentes consultadas por este periódico, al parecer el agresor, un chico de 18 años, poseía allí un local donde habría llevado a cabo presuntamente la violación a la menor pamplonesa, que tras ser agredida acudió a dependencias de la Ertzaintza para denunciar los hechos. Gracias a la descripción aportada por la víctima, los agentes de la policía Autonómica pudieron dar con el agresor ese mismo día y proceder a su detención, tras la cual fue puesto a disposición judicial. Después de declarar ante el juez se dictó prisión provisional para el joven, que permanece desde el pasado martes ingresado en la cárcel de Martutene.

Consejos

No citarse con desconocidos.
La Ertzaintza advierte de que no se deben concertar citas a ciegas o por internet con desconocidos.
No ir solas.
Caminar siempre acompañadas, especialmente por zonas poco transitadas.
Advertir al entorno.
Si notas que alguien te está molestando, avisa a tus amigas para que estén al tanto. Y ante el mínimo temor o situación de riesgo, llamar al 112.

Por otro lado, el departamento vasco de Seguridad ha confirmado este domingo que otro joven de 21 años ha sido detenido en Sopela como presunto autor de un intento de agresión sexual a una chica de 19 años durante las fiestas del municipio vizcaíno.

El pueblo de Zarautz ha mostrado este domingo su apoyo a la menor agredida y varios centenares de personas abarrotaron la plaza del Ayuntamiento para sumarse a la concentración convocada por el Movimiento Feminista de Zarautz, y en la que participaron integrantes de todos los partidos políticos que forman la corporación municipal, así como la Diputación de Gipuzkoa, representada por su portavoz, Imanol Lasa.

En declaraciones a los medios de comunicación, el alcalde de la localidad, Xabier Txurruka, ha trasladado su solidaridad con la víctima, «a la que queremos acompañar, ayudar y ofrecer todo nuestro apoyo» y ha condenado «sin paliativos» la agresión ocurrida en el municipio. «Es una plaga que nos incumbe a todos y no podemos tolerar que esto ocurra en nuestros pueblos. Vamos a poner todos los medios para que no vuelva a suceder», afirmó Txurruka.

«No nos van a asustar»

Por su parte Imanol Lasa, portavoz de la Diputación de Gipuzkoa, expresó su «condena rotunda a este ataque», y añadió que «es incomprensible que esto suceda en entornos festivos, donde parece que algunos se sienten especialmente impunes». Lasa apeló al «compromiso individual y colectivo para erradicar la violencia machista que sigue imperando en nuestra sociedad».

Tras quince minutos de concentración silenciosa, representantes del Movimiento Feminista de Zarautz leyeron un comunicado, en el que denunciaron que «es muy grave que una menor de diciséis años haya sido violada en nuestras fiestas», e hicieron un llamamiento «a todos los ayuntamientos de Gipuzkoa para que actuen con responsabilidad, ya que este hecho demuestra que las medidas tomadas hasta ahora no han sido suficientes y que este tema tiene que ser una prioridad para todos».

Asimismo, afirmaron que este tipo de agresiones buscan «sacar a las mujeres de las calles y asustarnos, pero no van a conseguirlo. Vamos a seguir reivindicando que la calle, la noche y las fiestas también son nuestras», declaraciones tras las que los vecinos congregados en la concentración rompieron en aplausos.

La Ertzaintza extrema la vigilancia

La llegada del verano vuelve a poner en alerta a los municipios vascos ante el aumento de las agresiones sexuales. En años anteriores otros municipios guipuzcoanos también registraron ataques similares a los ocurridos en Zarautz y Sopela. En julio del año pasado unos vecinos evitaron un ataque a una menor de edad en Lezo, y en agosto una joven irlandesa sufrió un intento de agresión en Donostia. Este mismo año, otra menor fue violada en Tolosa en Caldereros y una mujer consiguió evitar una agresión el mes pasado mordiendo en la mano a su atacante en la Parte Vieja de San Sebastián.

La Ertzaintza volverá a extremar la vigilancia durante toda la temporada estival para evitar que se repitan nuevas agresiones. En el caso concreto de Zarautz, fuentes del departamento Vasco de Seguridad señalan que durante todos los fines de semana del año se intensifican las patrullas para evitar robos y otro tipo de delitos.

Precisamente, esta mañana la consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, ha considerado "una verdadera vergüenza que en pleno siglo XXI tengamos que vivir todavía" agresiones sexuales como las ocurridas en Zarautz y Sopela, y que "se falte al respeto a las personas".

Antes de participar en un ciclo de los Cursos de Verano de la UPV/EHU en San Sebastián, la consejera se ha referido a la juventud de los presuntos agresores pues, en su opinión, "algo estamos haciendo mal" cuando "personas tan jóvenes" desarrollan este tipo de conductas, "a pesar de que llevamos tanto tiempo trabajando desde la perspectiva de la educación" y "desde los medios de comunicación".

Fotos

Vídeos