Las agresiones sexuales aumentan un 35% entre enero y septiembre en Gipuzkoa

Miembros de la corporación municipal se concentraron en Alderdi Eder. / LOBO ALTUNA
Miembros de la corporación municipal se concentraron en Alderdi Eder. / LOBO ALTUNA

El Ayuntamiento de Donostia se concentró en repulsa por las cuatro denuncias recibidas en los últimos días, tres de ellas interpuestas por menores de edad

A. S. J. SAN SEBASTIÁN.

Cuatro denuncias por abusos sexuales en apenas unos días. Ese es el último balance registrado en Donostia, que refleja el aumento de este tipo de delitos en Gipuzkoa en el último año. Entre enero y septiembre de 2017 los casos por agresiones sexuales registrados por la Ertzaintza crecieron un 35,71% respecto al mismo periodo del año pasado, pasando de 28 delitos a 38. En total, los casos contra la libertad sexual, que contemplan tanto agresiones como otras infracciones, crecieron un 31,5%, con 76 delitos en los primeros nueve meses de 2016 y 100 en este año.

La primera de las últimas cuatro denuncias recibidas en Donostia ocurrió el pasado domingo, cuando una menor denunció haber sido víctima de una agresión por un joven de 23 años, tal y como informaron fuentes del Ayuntamiento de la capital guipuzcoana.

Al parecer, la menor y el joven, que se conocían de antemano, habían quedado y mantuvieron relaciones. Tal y como pudo constatar la Guardia Municipal, la menor se encontraba bajo los efectos del alcohol, por lo que el joven supuestamente se pudo aprovechar de esta situación para cometer el presunto abuso sexual. La joven alegó que las relaciones no fueron consentidas y que no se acuerda de lo que ocurrió.

Al día siguiente acudió a la comisaría de la Guardia Municipal de San Sebastián para interponer la correspondiente denuncia y el joven fue detenido y pasó la noche en el calabozo. El miércoles pasó a disposición judicial y ambos prestaron declaración ante el juez. Tras escuchar ambas versiones, el magistrado acordó dejar al presunto agresor en libertad con cargos por un delito de abuso sexual.

Las otras tres acusaciones llegaron después de que una mujer y dos menores denunciaran haber sido víctimas de tocamientos la madrugada del martes al miércoles.

«Trabajo por hacer»

Después de los últimos casos denunciados la corporación municipal de Donostia al completo se concentró ayer en Alderdi Eder para condenar estos hechos y sumarse también a la repulsa contra el caso de la joven de Irun. El alcalde San Sebastián, Eneko Goia, quiso «llamar la atención de las personas más jóvenes, puesto que estos sucesos siempre son desgraciados, pero se están repitiendo en edades jóvenes. Esto nos hace reflexionar que nos queda mucho trabajo por hacer para lograr el escenario de igualdad real y hacer desaparecer este tipo de comportamientos de nuestra sociedad».

Fotos

Vídeos