#AgostoenMallorca puede desembocar en #Casarobada

Un ladrón se dispone a forzar la puerta de una vivienda vacía durante el verano.
Un ladrón se dispone a forzar la puerta de una vivienda vacía durante el verano. / DV

Los robos en el hogar crecen en verano y los expertos recomiendan «no dejar ver en las redes sociales que una vivienda está vacía por vacaciones»

IGNACIO VILLAMERIELSAN SEBASTIÁN.

Quién no se ha despertado alguna vez con una sonrisa dibujada en la cara después de pasar unos estupendos días de asueto en su lugar vacacional preferido. Una sonrisa que se va disipando poco a poco a medida que uno se va a aproximando a su ciudad y recuerda que al día siguiente se tiene que reincorporar al tajo. Al aparcar el coche, la sonrisa ya se ha disipado por completo, pero se puede llegar a convertir en una mueca de horror al llegar a casa y ver que, aprovechando su ausencia, los amigos de lo ajeno le han desvalijado su hogar completamente. En ese momento, poca gente subiría una foto a las redes sociales con el hashtag #Robado.

Sin embargo, esa afición por 'posturear' virtualmente nada más pisar el destino vacacional, unos días antes, puede servir para que los cacos sepan que uno no está en su casa. Ellos, entonces, se aprovechan de la información tan privilegiada que los usuarios de las redes sociales les facilitan sin percatarse de ello y que, sin quererlo, constituye una fabulosa invitación al robo. Lo más parecido a ponerle una alfombra roja al ladrón, y que puede hacer que el hashtag vacacional #AgostoenMallorca desemboque en el menos glamouroso de #Casarobada.

No en vano, los cacos del siglo XXI también han evolucionado y ahora pueden ser cacos 2.0 que se sirven de las redes sociales como Instagram, Twitter o Facebook para captar viviendas vacías durante el verano, la época del año en la que más robos en casas hay. Según un estudio realizado por la aseguradora Mapfre sobre su propia cartera de clientes, durante los meses de julio, agosto y septiembre, el número de llamadas al seguro por robo en el hogar se incrementa un 5,3 % respecto al resto del año.

Precisamente, la semana pasada una banda organizada especializada en robos en viviendas fue detenida por la Ertzaintza tras ser sus miembros sorprendidos in fraganti por un dispositivo policial preventivo, cuando trataban de entrar en un domicilio de Irun. Las indagaciones realizadas llevaron a la Ertzaintza a la convicción de que formaban «un grupo delincuencial especializado en robos en viviendas», perfectamente estructurado y que actuaría repitiendo siempre idéntico modus operandi con un reparto de funciones claro entre sus miembros a la hora de perpetrar los actos delictivos.

Por esta razón, empresas de ciberseguridad como la guipuzcoana CounterCraft recomiendan «subir el listón» de la privacidad en todas las cuentas de redes sociales este verano. David Barroso, fundador de esta star-up de ciberseguridad donostiarra, aconseja no revelar las fechas de ausencia del domicilio habitual en entornos sociales online, ni la dirección física de éste ni del de veraneo; y no dejar pasar más de dos o tres días sin acceder a los perfiles de las redes sociales, o sin consultar el correo electrónico. «La ausencia total indica a los delincuentes el momento idóneo para actuar», alerta el experto, que también aconseja desactivar la geolocalización de dispositivos y aplicaciones móviles y nunca decir dónde estamos. «Siempre es mejor tener cierta privacidad porque muchas veces no somos conscientes de que cuando subimos este tipo de fotos vacacionales estamos poniendo de manifiesto que no estamos en casa», concluye Barroso.

Vuelven los 'Instacacos'

Por otro lado, este año han vuelto los 'Instacacos', una idea que surgió hace un par de veranos de la mano de otra start-up donostiarra, Wattio, con el objetivo de concienciar sobre los riesgos que todos asumimos al compartir fotos de nuestras vacaciones en las redes sociales. La campaña la ideó la agencia de comunicación Breaking Molds y cuenta con una simpática pareja de supuestos ladrones que buscan concienciar sobre las precauciones mínimas que los usuarios deben tener presentes. La pareja les guía para que lleguen hasta la web www.instacacos.com donde se les presentan una serie de consejos para que, si van a compartir fotos, lo hagan de una manera responsable.

10 consejos para proteger su casa

10 consejos para proteger su casa

1. Extreme la prudencia
Estar atentos al entorno de la vivienda los días previos a irse de vacaciones evitará que los ladrones vigilen para descubrir hábitos y costumbres.
2. No deje las ventanas abiertas
Es muy importante comprobar que todos los accesos de la vivienda están completamente cerrados antes de salir de viaje.
3. Revise las cerraduras
Las cerraduras de ventanas y puertas suelen deteriorarse con el tiempo. Realizar una revisión de las mismas reforzará la seguridad del hogar durante la ausencia estival. Y cerrar la puerta con alguna vuelta de llave es importante para evitar una intrusión por el sistema de resbalón.
4. No publique nada sobre sus vacaciones en las redes sociales
Eso evitará dar pistas sobre desplazamientos y ausencias a los posibles ladrones.
5. Desactive la geolocalización
de dispositivos y aplicaciones móviles que le ubiquen en su destino.
6. No deje objetos de valor a la vista
Un artículo de alto coste visible desde fuera de la vivienda puede aumentar la tentación de los cacos para entrar en ella.
7. Ilumine desde fuera por la noche
Contar con algún punto de luz externa reduce el riesgo de robo.
8.
88Dé aspecto de vivienda habitada, como alguna persiana subida o pedir a un vecino que recoja el correo del buzón.
9. Desvíe las llamadas del fijo al móvil
Un teléfono que no deja de sonar es sinónimo de que no hay nadie en la vivienda.
10. No olvide conectar la alarma
O pida a un familiar que visite la vivienda para comprobar que todo está en orden.

Así, el primero de los consejos es 'ser exclusivo'. Es decir, convertir las cuentas de las redes sociales en privadas. «Parecerás más interesante y no darás información innecesaria a los ladrones», recomiendan. 'Posturea en diferido' es otra de las precauciones a tener en cuenta, que se basa en que uno comparta las fotos de sus vacaciones una vez en casa. «Con hashtags como #Quierovolver todo el mundo se morirá de envidia, pero para los cacos ya será tarde», recomiendan con gracia. La web, además, contiene otras tantas recomendaciones para evitar que, después de las tan ansiadas vacaciones, el veraneante no se lleve el chasco de encontrar su hogar desvalijado.

Consejos ante un robo

Si pese a todas las precauciones uno tiene la mala suerte de que los cacos le afanan la casa, las asociaciones de consumidores recomiendan «no entrar en la vivienda, no tocar nada, mantener la calma y avisar inmediatamente a la policía». Aunque con el nerviosismo de la situación lo más habitual sea entrar cuanto antes en la vivienda para ver lo que se han llevado, es importante no hacerlo para no destruir pruebas o pistas que puedan ayudar a la identificación de los ladrones. Instan también a presentar cuanto antes una denuncia ante la policía, cuya copia será solicitada por la compañía de seguros para tramitar el siniestro.

En este sentido, las asociaciones de consumidores recuerdan que se dispone de un plazo de siete días para comunicar el robo a la compañía de seguros. Al respecto recuerdan que las compañías diferencian entre hurto (cuando no hay fuerza en las cosas ni en las personas, por ejemplo, cuando entran por una ventana abierta), robo (cuando existe fuerza en las cosas para sustraer un bien como es reventar la cerradura para entrar) o atraco (cuando hay intimidación o fuerza en las personas). La respuesta de la compañía para estas situaciones puede ser diferente, algunas no cubren el hurto o limitan la indemnización y otras no cubren el dinero en efectivo sustraído.

Fotos

Vídeos