El agente arrestado fue condenado en 2001 por lesionar a una mujer

El incidente se produjo tras la inmovilización de un coche tras dar positivo en un test de alcoholemia

J. P. SAN SEBASTIÁN.

El agente detenido ayer en Hernani fue condenado en 2001 por el Tribunal Supremo, junto a otro policía municipal, a una multa de 100.000 pesetas y a indemnizar con dos millones de las antiguas pesetas a una mujer a la que causaron diversas lesiones mientras procedían a su detención por un asunto relacionado con una alcoholemia. Los hechos sucedieron en 1995, en el transcurso de un incidente surgido tras la inmovilización de un vehículo, después de que su conductora diese positivo en un control. El coche en el que la persona que fue víctima de las lesiones viajaba en compañía de otras tres amigas fue interceptado de madrugada en la Avenida de Navarra por una patrulla que sometió a la conductora a un test de alcoholemia que dio positivo. A la vista del resultado, se acordó la inmovilización del vehículo y su retirada de la vía pública. Sin embargo, la chófer se opuso a las pretensiones de los policías y trató de quitar las cinchas de la grúa. Al mismo tiempo, una de las amigas intentó obstaculizar la labor de los agentes e hizo caso omiso a las indicaciones de los policías que le instaban a que saliera de la vía pública, toda vez que ponía en riesgo su integridad física y la seguridad de otros automovilistas. Como quiera que la mujer se resistía fue tumbada en el suelo y reducida antes de que le colocaran los grilletes. La víctima, que también fue condenada por la resistencia que opuso, tuvo que ser hospitalizada y tardó en curarse 251 días, de los cuales 193 estuvo impedida para sus ocupaciones.

El Supremo consideró que la fuerza que los agentes utilizaron para reducir la resistencia de la mujer «no puede considerarse proporcionada a los deberes y obligaciones que como policías les correspondía». Con su decisión, el Alto Tribunal revocaba una sentencia anterior de la Audiencia Provincial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos