Sigue la lluvia en Gipuzkoa y activan el aviso amarillo por fuerte oleaje para esta noche

Un viandante trata de evitar ser salpicado por un autobús./MICHELENA
Un viandante trata de evitar ser salpicado por un autobús. / MICHELENA

La llegada de un frente con lluvia intensa provoca inundaciones en la costa de Gipuzkoa. Las precipitaciones más intensas se registraron el sábado en Irun, donde se anegaron calles y establecimientos

Estrella Vallejo
ESTRELLA VALLEJO

La lluvia que llegó el sábado a Gipuzkoa se mantendrá al menos durante el domingo y el lunes, cuando se espera que se mantenga el tiempo otoñal, con cielos muy nubosos, acompañados de precipitaciones, que caerán especialmente en la mitad norte y este, sin descartar algunas tormentas. El viento seguirá soplando del noroeste con rachas fuertes en zonas expuestas. Las temperaturas seguirán en descenso y la cota de nieve descenderá a lo largo del día. Por la noche se situará sobre los 1.300 metros, según la previsión del Instituto vasco de Meteorología (Euskalmet).

Además, si el sábado el foco estuvo puesto en tierra, a partir de la noche del domingo la atención se centrará en el mar. Euskalmet ha activado el aviso amarillo por riesgo marítimo-costero, ya que desde las 4 a las 7 de la mañana del lunes se espera que la altura de la ola significante alcance los 3,5 metros coincidiendo con la pleamar. El lunes la tónica será la misma. Caerán chubascos en toda la mitad norte y la cota de nieve rondará los 1.300-1.500 metros. A lo largo de la tarde, las precipitaciones remitirán y por la noche se llegarán incluso abrir claros, especialmente a últimas horas. El viento soplará del noroeste, todavía con fuerza por la mañana e irá amainando y fijándose del este por la tarde. El mercurio, por su parte, seguirá sin cambios, con máximas entre los 10 y los 15 grados.

Tromba de agua e inundaciones

Era cuestión de tiempo que los fuertes chubascos quebrantaran la buena temperatura y la tranquilidad meteorológica de la última semana, y el riesgo amarillo por lluvias previsto para el sábado por la tarde en el litoral guipuzcoano se cumplió a rajatabla. Poco después de las tres, cambió el viento hacia el noroeste y comenzó a llover con mucha intensidad en varios puntos de Gipuzkoa. Las tormentas fueron descargando de forma intermitente pero sin dar demasiado respiro durante toda la tarde y hasta entrada la noche, periodo en el que permaneció activado el aviso amarillo.

A la hora señalada, los claros y el viento sur dejaron paso a las nubes y a un cielo cada vez más encapotado y negro que empezó a descargar agua con fuerza y a provocar inundaciones en distintos puntos de la costa de Gipuzkoa. Ese primer chaparrón fue breve pero intenso, y alcanzó su punto álgido sobre las cuatro y media de la tarde, coincidiendo con la pleamar. La Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, registró en una hora 35,7 litros por metro cuadrado en Andoain; 20,5 en Lasarte-Oria; 17,4 en Ereñozu y 10,1 en Matxitxako.

Calles inundadas en Irun y Hendaia. En medio, dos personas cruzan la carretera bajo el intenso aguacero en San Sebastián. / De La Hera / J. M. López / DV

Pero no paró. Y siguió lloviendo toda la tarde. Así, los datos recogidos en el Observatorio de Igeldo, a las ocho indicaban que la precipitación acumulada alcanzaba los 32,3 litros. Muy superior fue el dato en Hondarribia, donde hasta esa hora el registro alcanzó los 53 litros por metro cuadrado.

Éste fue el motivo por el cual cuatro vuelos que tenían previsto operar desde el aeropuerto de San Sebastián tuvieron que desviarse al aeródromo de Pamplona debido a la gran cantidad de agua acumulada en la pista. Resultaron afectados uno de Air Nostrum procedente de Madrid, cuyo aterrizaje estaba previsto a las 16.50 horas; otro de Vueling que llegaba desde Barcelona a las 16.35, y las dos conexiones en sentido contrario que debían haber despegado de Hondarribia a media tarde.

Los registros de las estaciones meteorológicas tuvieron su reflejo a pie de calle. Las precipitaciones azotaron con especial incidencia la comarca del Bidasoa, donde la tromba de agua inundó calles, establecimientos y garajes de Irun. En apenas treinta minutos, las arquetas quedaron desbordadas, dejando anegadas la plazoleta de la iglesia del Juncal, Behobia, los alrededores del Stadium Gal o la plaza Urdanibia.

El hecho de que ese primer chaparrón coincidiera con la pleamar supuso que el río casi alcanzara la estructura del puente de Santiago, mientras que en Hendaia, los bomberos tuvieron que pedir refuerzos a sus compañeros de Anglet. A ello se sumaron los problemas de circulación en el barrio de Santiago y la caída de la luz durante unos segundos como consecuencia de uno de los rayos que asomó en una zona cercana. No obstante, la policía local dejó de recibir llamadas sobre las cinco, cuando el cielo empezó a calmarse y los sumideros restablecieron su funcionamiento.

Problemas en las carreteras

Las lluvias provocaron también problemas en varias carreteras, donde se formaron balsas de agua, como en la GI-40 a la altura de Donostia (Hospitales, Garbera, Aritzeta...) y en la N-121-A en Irun, según informó el Departamento vasco de Seguridad. Una de esas balsas estuvo en el origen de un accidente sin heridos registrado en la GI-40 a la altura de Polloe en sentido Bilbao, así como en varios accidentes de tráfico, la mayoría de chapa, en Oiar-tzun o Andoain.

En la capital guipuzcoana, el servicio de Bomberos no paró de recibir llamadas de forma simultánea desde diferentes puntos de la ciudad hasta bien entrada la noche. El Antiguo fue uno de los barrios en el que tuvieron que realizar varias intervenciones para achicar el agua en garajes, locales y comercios. Aunque no fue la única zona.

Bidebieta o Morlans también estaban en su ajetreada agenda de tarde. La calzada en las inmediaciones del Estadio de Anoeta quedó cubierta por una lámina de agua. En Loiola, las obras en el entorno de la nueva estación de Euskotren tampoco ayudaron a que el agua fluyera por las arquetas con facilidad, una situación similar a la vivida en el campo de fútbol de Herrera, que quedó impracticable.

Fotos

Vídeos