Activada la alerta naranja en Gipuzkoa por lluvias que pueden dejar 80 litros en 24 horas

Activada la alerta naranja en Gipuzkoa por lluvias que pueden dejar 80 litros en 24 horas
Iñigo Sánchez

Ante la situación de las cuencas y la previsión meteorológica, el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco ha activado el Plan Especial de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones en fase de emergencia, situación 1

A.C.

No va a parar de llover en Gipuzkoa, y lo hará de forma abundante y persistente durante toda la jornada de hoy, por lo que ante la situación de las cuencas y la previsión meteorológica, el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco ha declarado la fase de Alerta del Plan Especial de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones. Lloverá sobre todo en la zona este, donde Euskalmet prevé que pueden llegar a superarse los 80 litros por metro cuadrado en 24 horas. La intensidad de la borrasca que descargará sobre el territorio llevó a última hora de ayer a la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno Vasco a elevar de amarillo a naranja el nivel de alerta por precipitaciones, que estará activo de las 12 del mediodía hasta medianoche.

El Departamento de Seguridad indicó ayer que los frentes asociados a la borrasca que atraviesa Euskadi comenzaron a hacerse notar ayer en toda la comunidad, y alertó de que hoy, sobre todo en Gipuzkoa, seguirán dejándose notar en forma de lluvia persistente, que provocará una acumulación diaria «muy abundante». En 24 horas, según las estimaciones de Euskalmet, se pueden registrar hasta 60 litros por metro cuadrado en toda la vertiente cantábrica, con «especial incidencia en Gipuzkoa», donde se pueden superar los 80 litros. La situación irá remitiendo a partir del mediodía de mañana, cuando la borrasca perderá fuerza e irá mejorando la situación.

Además, este miércoles ha amanecido con aire frío y con la cota de nieve en torno a los 1.000 metros, e incluso algo por debajo inicialmente. Debido este fenómeno meteorológico el puerto guipuzcoano de Gatzaga ha tenido que ser cerrado al tráfico.

A primera hora de la tarde se ha conocido que ha habido desprendimientos en la carretera GI-3410, a la altura de Hernani, en el kilómetro nueve.

En el mar las previsiones indican que la altura de ola puede llegar a alcanzar los 4 metros y provocar algún rebase «puntual» en las pleamares. Una situación que perderá fuerza por la tarde, aunque el viento continuará siendo fuerte en zonas marítimas. Euskalmet, no obstante, advierte de que existe un «alto grado de incertidumbre» sobre la evolución de la situación meteorológica en las próximas horas, y por ello recomienda permanecer atentos a las variaciones a corto plazo.

Aemet, por su parte, mantiene el nivel amarillo, desde esta pasada medianoche hasta el mediodía de mañana, tanto por precipitaciones intensas en Gipuzkoa como por impacto costero. Espera acumulaciones de hasta 15 litros por metro cuadrado en una hora.

Ante esta situación meteorológica, la presa del Añarbe lleva desde el lunes realizando un desembalse preventivo, para poder asumir el importante volumen de precipitación que se espera en las próximas horas. Aguas del Añarbe explicó ayer que el desembalse comenzó a las 14.30 horas del lunes, y que la presa se encuentra en un porcentaje de llenado del 89,52%.

Este desembalse comenzó con un caudal de 15 metros cúbicos por segundo, que subió a las 17.00 horas hasta los 33m3/s, mientras que ayer a las 9.30 horas se redujo a 23 m3/s y se mantendrá en las próximas horas para aumentar aún más el resguardo disponible de cara a los próximos días. La operación de desembalse continuará siempre que lo permita el nivel del río Urumea, que cuando emitieron ayer la información se encontraba en 1,2 metros en la estación de aforos de Ereñozu, por debajo aún del nivel amarillo de 1,50 metros. Hoy seguirán alerta.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos