Aceptan una pena de seis meses por agredir a tres ertzainas en los Carnavales de 2015 en Tolosa

La defensa de los tres jóvenes investigados y las acusaciones alcanzaron un acuerdo en los momentos previos a la celebración del juicio ayer en San Sebastián

J. PEÑALBA SAN SEBASTIÁN.

Tres jóvenes de Tolosa acusados de agredir a otros tantos agentes de la Ertzaintza en los Carnavales de 2015 aceptaron ayer una condena de seis meses de prisión como autores de los delitos de atentado a agente de la autoridad y lesiones. La pena privativa de libertad ha sido sustituida por una multa 1.080 euros. Ademas, los investigados tendrá que indemnizar a uno de los policías con 37.000 euros y los otros dos, con 6.000 y 4.000 respectivamente.

El fallo es resultado de un acuerdo alcanzado entre la parte acusadora y las defensas. En la primera se encontraba el sindicato policial Erne que ha ejercido la acusación particular en el proceso y también ha prestado asistencia jurídica a dos de los agentes que fueron objeto del ataque. Con anterioridad al inicio de la vista, que se celebró en el Juzgado de lo Penal número 5 de Donostia, los acusados se enfrentaban a penas que oscilaba entre los 2 y 4 años de prisión.

Los hechos se remontan a los Carnavales que se celebraron en el mes de febrero de 2015. Sobre las tres y veinte de la madrugada del día 18, la Ertzaintza fue alertada de la existencia de una pelea multitudinaria que se estaba produciendo frente a un bar de la calle Nagusia. Vecinos de la zona indicaron entonces que uno de los grupos que protagonizaron el altercado estaba compuesto por jóvenes de etnia gitana.

Al lugar se desplazó una patrulla de seguridad ciudadana así como dos agentes de paisano. Los policías constataron que en la zona, situada en el corazón del casco antiguo de la villa, registraba una gran afluencia de personas como consecuencia de la celebración de la fiesta. Los ertzainas trataron de identificar a algunos de miembros del colectivo gitano para esclarecer el origen de la pelea. En aquel instante, cuando procedían a realizar la imputación, uno de los policías de paisano fue reconocido por un joven que permanecía junto al bar Intxurre, próximo al lugar y frecuentado por personas vinculadas a la izquierda abertzale. Los agentes comenzaron a percibir una clara actitud hostil hacia ellos, al tiempo que escucharon gritos e insultos, con expresiones como «cipayos». La tensión fue en aumento y algunos individuos empezaron a golpear a los policías. Uno de los agentes fue rodeado hasta por cuatro personas. Otro de los agresores lanzó un vaso con bebida contra uno de los vehículos policiales y entre varios empezaron a jalear al resto de personas contra los ertzainas. En los minutos posteriores se sucedieron algunas persecuciones que se extendieron por la plaza Gorriti.

Traslado al hospital

A consecuencia de los golpes recibidos, tres agentes fueron evacuación a la Clínica de la Asunción de Tolosa. Dos causaron baja laboral, uno por una fractura de peroné y otro por una luxación en un hombro. El tercero fue asistido de contusiones en un brazo. El ertzaina que sufrió la fractura fue agredido mediante patadas cuando se encontraba en el suelo.

Efectivos de la comisaría de Beasain y Hernani fueron desplazados a Tolosa para reforzar el operativo que permitió poner término a los incidentes. Dos de los presuntos agresores, entre los que se encontraba quien arrojó el vaso, fueron localizados poco después en el interior del bar Intxurre y fueron arrestados bajo la acusación de ser los autores de un delito de atentado. Posteriormente, sobre las siete de la mañana, después de una investigación, se procedió a la detención de un tercer implicado.

El responsable de organización en Gipuzkoa de Erne, Aitor Otxoa, resaltó ayer que «ante la falta de apoyo del consistorio tolosarra, que prácticamente asumió que los ertzainas eran los culpables» y la «tibieza» del departamento vasco de Seguridad en la defensa de los ertzainas en este caso, «el sindicato decidió asumir la acusación particular que a la postre ha conseguido que se haga justicia con una sentencia ejemplar», afirmó.

Mediante el acuerdo alcanzado la sentencia es ya firme.

Fotos

Vídeos