Los efectos de una gripe atroz: 14 muertos en Euskadi y 40.000 cajas más de fármacos al día

Una enfermera vacuna a un paciente contra la gripe./LOBO ALTUNA
Una enfermera vacuna a un paciente contra la gripe. / LOBO ALTUNA

En las dos últimas semanas las ventas en las farmacias de Gipuzkoa se han disparado por el repunte de la epidemia mientras la incidencia se acerca al pico del año pasado

AIENDE S. JIMÉNEZSAN SEBASTIÁN.

La epidemia de gripe está siendo especialmente intensa en Euskadi, como demuestra que son ya 14 las personas fallecidas este invierno por complicaciones derivadas de esta enfermedad. Las tres últimas la semana pasada, según ha informado este miércoles el Servicio vasco de Salud (Osakidetza). Durante la primera semana del año la actividad gripal aumentó hasta alcanzar los 360 casos por 100.000 habitantes, por encima de la última de 2017, cuando la incidencia fue de 277 casos por 100.000 habitantes, y de la semana de Navidad, con 160 casos.

Cifras elevadas que hablan por sí solas de la extraordinaria difusión de la enfermedad. El umbral a partir del cual se considera epidemia es 52,46 casos por 100.000 habitantes.

Como en semanas anteriores, la enfermedad está teniendo especial incidencia entre los niños de hasta 4 años, donde la incidencia es de con 138,6 casos por 100.000 habitantes.

Y lo peor está por llegar. Osakidetza ha explicado este miércoles que la actividad gripal en Euskadi sigue aumentando tal y como es habitual en esta época del año en la que la epidemia alcanza «niveles elevados». El año pasado, por ejemplo, el pico epidémico rondó los 400 casos por cada 100.000 habitantes».

Desde el comienzo de la temporada se han notificado en el País Vasco 292 casos de personas hospitalizadas por gripe, 85 de ellas graves, de las que 14 han fallecido.

Se dispara la venta de medicamentos

Otra de las consecuencias de la epidemia es el aumento en la venta de medicamentos. En los últimos días los almacenes de la Distribuidora Farmacéutica de Gipuzkoa han funcionado a pleno rendimiento. El repunte de la gripe, que este año se ha adelantado, ha disparado la demanda de medicamentos para combatirla. Entre el día de Navidad y el de Reyes, los pedidos por parte de las farmacias del territorio se han triplicado.

Los efectos de la gripe

Incidencia:
Durante la primera semana del año se han alcanzado los 360 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 277 de la última semana de 2017 y los 160 en la de Navidad. Se considera epidemia a partir de 52,46 casos. El año pasado el pico epidémico rondó los 400 casos por cada 100.000 habitantes.
Medicamentos:
La Distribuidora Farmacéutica Guipuzcoana ha llegado a repartir entre las farmacias del territorio hasta 100.000 cajas en un solo día.
Pedidos:
En las dos últimas semanas los pedidos desde las farmacias se han triplicado, pasando de las 2.500 cajas habituales a las 7.000 al día.
Vacunas:
Este año se ha dado una mayor cobertura, con un aumento de las vacunas del 4%.

Porque durante estas fiestas a la ingesta de turrones se ha sumado la del ibuprofeno, el paracetamol, los antitusivos y demás remedios para frenar los efectos de la gripe y el resfriado que han afectado a buena parte de la población vasca.

El aumento de personas enfermas se ha visto inevitablemente reflejado en el número de medicamentos expedidos en las farmacias. La Distribuidora Farmacéutica de Gipuzkoa da buena cuenta de ello. Durante la última semana del 2017 y la primera del 2018, el número de cajas de medicamentos vendidos ha superado con creces los datos de ventas registradas durante el mismo periodo del año anterior. Así lo constata Juan Piera, gerente de la entidad, quien asegura que «se ha producido un incremento del 15% en la venta a farmacia de productos antigripales».

Juan Piera, gerente de la Distribuidora Farmacéutica de Gipuzkoa, junto a cajas llenas de medicamentos preparadas para repartir.
Juan Piera, gerente de la Distribuidora Farmacéutica de Gipuzkoa, junto a cajas llenas de medicamentos preparadas para repartir. / USOZ

Ese porcentaje, traducido en número de cajas de medicamentos, supone que en los días de más demanda la Distribuidora ha llegado a repartir hasta 100.000 en una sola jornada, cuando la media suele situarse en torno a las 60.000. Asimismo, los pedidos realizados desde las 330 farmacias a las que abastece casi se han triplicado, pasando de los 2.500 diarios que se reciben habitualmente a los 7.000 que se han registrado en los días de más trabajo.

Stock para tres meses

Aunque las cifras sean muy significativas, desde el almacén que gestiona la distribución de fármacos afirman que no existe riesgo de desabastecimiento. «La gente puede estar tranquila. Cuando se inicia la campaña de la gripe reforzamos nuestro stock de medicamentos para combatirla, y pasamos a tener una reserva como para dos o tres meses. Lo mismo ocurre con los antiestamínicos con la llegada de la primavera. Son periodos previstos en los que nos preparamos para que a ninguna farmacia le falten medicamentos», aclara el gerente de la DFG, que recuerda que realizan tres servicios diarios de reparto.

Asimismo, el almacén también se ha nutrido de un buen número de dosis de vacunas para la gripe, «porque aunque la mayoría se vacuna a través de Osakidetza, siempre hay quien prefiere comprarla en la farmacia y que se la ponga su médico», asegura Piera.

Más noticias

La gripe no les ha pillado por sorpresa. «Todos los años hay picos en los que la demanda es mayor, pero siempre estamos preparados para momentos de más demanda», señala Piera. Sin embargo, el aumento de pedidos ha provocado que el ritmo de trabajo en los últimos días haya sido frenético. «Hemos tenido mucho trabajo, en unas semanas en las que además hay días festivos y empleados de vacaciones», admite el gerente, quien reconoce que a pesar del esfuerzo extra de los trabajadores, «sin el sistema de robótica con el que contamos sería imposible asumir tal aumento de pedidos».

El Departamento de Salud del Gobierno Vasco recuerda que la mitad de las once personas fallecidas por la gripe hasta el pasado 31 de diciembre no estaban vacunadas, a pesar de que pertenecían a los grupos de riesgo (ser mayor de 65 años y padecer enfermedades crónicas). Las consultas de Atención Primaria y de Urgencias se han visto también saturadas a consecuencia del repunte de los casos de gripe, que seguirá al alza, tal y como vaticina Enrique Peiró, responsable de los programas de Salud Pública de Osakidetza.

Aumentan las vacunas

En cuanto a la vacunación, cuyo periodo se amplió hasta el pasado sábado, las cifras muestran una mayor cobertura, con un 4% más de personas vacunadas que en la temporada pasada, según informan desde el Departamento de Salud. Unas vacunas que tienen un alto efecto de protección «frente a casos graves y mortalidad en personas mayores», según un estudio llevado a cabo por el Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (Ciberesp).

Los resultados muestran que los pacientes mayores de 65 años vacunados en la temporada de estudio y en temporadas anteriores tuvieron una protección del 31% para prevenir ingresos hospitalarios por gripe no grave, un 74% para evitar ingresos en UCI, y un 70% para prevenir fallecimientos asociados a la gripe, en comparación con aquellos pacientes que no se habían vacunado en la temporada de estudio ni en las tres anteriores. Asimismo, en aquellos pacientes en los que la vacuna no logró evitar la infección por gripe y requirieron ingreso en hospitales, la vacuna redujo en un 55% el riesgo de padecer formas clínicas graves por este virus.

Según los investigadores, el efecto de la vacunación para prevenir formas graves podría ser mayor del estimado en estudios previos de evaluación de la vacunación antigripal. El informe ha sido llevado a cabo en 20 hospitales de distintas comunidades, entre ellas Euskadi.

Temas

Gripe

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos