Diario Vasco

El Gobierno Vasco muestra su cautela ante el macro outlet que se proyecta en Hondarribia

  • El consejero Retortillo responde a EH Bildu que seguirá «atento al desarrollo» de un proyecto que prevé cien tiendas en Zaldunborda

No las tiene todas consigo el Gobierno Vasco sobre el proyecto de construcción de un macro complejo comercial en la zona de Zaldunborda Gaina de Hondarribia. Interpelado ayer en el Parlamento vasco por EH Bildu, el consejero de Turismo, Comercio y Consumo, Alfredo Retortillo (PSE), citó como criterio básico la necesidad de «un equilibrio» entre el modelo del comercio local y el de las grandes superficies, y, dicho esto, reconoció que «las informaciones que hay sobre el proyecto, sobre su extensión y sobre su ubicación, efectivamente parecen romper ese equilibrio».

En la justificación de su pregunta, el parlamentario de la coalición abertzale Iker Casanova explicaba que a través de este proyecto «se pretende construir en una superficie de 40.000 metros cuadrados un macro complejo comercial con un centenar de tiendas en forma de outlet», concluyendo que «supondría un grave golpe para el pequeño comercio».

Casanova recordó que el 10 de junio el Ayuntamiento de Hondarribia aprobó con los únicos votos a favor del PNV -los jeltzales ostentan la mayoría absoluta- el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que modifica la calificación de suelo de Zaldunborda autorizando su uso para actividades del sector terciario.

El parlamentario de EH Bildu quiso poner de relieve los recelos que ha suscitado el proyecto mencionando la moción de rechazo aprobada con el apoyo de todos los grupos en el Ayuntamiento de Irun y la soledad del PNV en el citado Pleno de Hondarribia donde se modificó el PGOU.

Se dirigió al consejero instándole a tomar medidas. «Si ven que esto es un despropósito como se ve en Irun, como se ve en Hondarribia por todos los partidos excepto el que ostenta la alcaldía y como creo que se ve por todo el sector del pequeño comercio, se le espera a usted que tenga una actitud más contundente y que trate de poner todos los medios políticos y legales que estén en su mano para impedir que este despropósito se consume».

El consejero fue firme en su defensa del «modelo de comercio de proximidad», aunque dijo no asumir «que una gran superficie comercial suponga automáticamente un efecto negativo para el comercio de proximidad». Proclamó con claridad el criterio básico del «equilibrio», aunque no pudo ser tan tajante en su postura acerca del gran outlet de Hondarribia al revelar que «no conocemos exactamente cuál va a ser la dedicación de ese macro proyecto».

Sí que concretó que «ocuparía, parece ser al final, 25.000 metros cuadrados», redimensionamiento que acompañó con un significativo «me siguen pareciendo muchos». Con todo, el consejero anunció que «vamos a seguir atentos al desarrollo de esta cuestión».

Parking para mil vehículos

El asunto se debatirá próximamente en las Juntas Generales de Gipuzkoa, donde el grupo de EH Bildu introdujo el 15 de junio una propuesta de resolución que incluye, entre otros puntos, un llamamiento al Ayuntamiento de Hondarribia «para abandonar la operación debido a las consecuencias contra el desarrollo territorial equilibrado y sostenible».

La misma propuesta especifica que la firma que propone la construcción de un gran outlet es «una empresa de hidrocarburos», que el plan contempla crear «cien establecimientos comerciales, 40.000 metros cuadrados de superficie, con una inversión de 40 millones de euros, aparcamiento para mil vehículos, un potencial de seis millones de compradores al año y quinientos puestos de trabajo nuevos».

El grupo juntero de EH Bildu considera, no obstante, que el proyecto «traerá una generación de puestos de trabajo precarios y la destrucción de cientos de empleos». Desde la perspectiva medioambiental, «tendría un fuerte impacto y perjudicaría al corredor ecológico Jaizkibel-Aiako Harria».

Hace dos meses que Abotsanitz, el principal grupo de la oposición en Hondarribia, manifestó que «no comprendemos cómo un solar calificado como rural se haya adquirido por Txingudiko Zerbitzuak valorado como solar para actividades económicas». Según los datos facilitados por Abotsanitz, el valor real del terreno sería de 800.000 euros, mientras que el acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento de Hondarribia y Servicios de Txingudi elevaría esa cantidad hasta los 4,8 millones (1,3 millones de la compra más 3,5 millones de la descontaminación de los terrenos).

La formación señaló también la existencia de un expediente de la Comisión de Ordenación del Territorio del País Vasco sobre el Plan General de Ordenación Urbana en el que «se valora desfavorablemente la propuesta de calificación de Zaldunborda Gaina».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate