Diario Vasco

La ola de calor derrite Gipuzkoa a 37º y se queda hasta mañana

  • Cruz Roja evacuó a cinco personas por lipotimias en las playas en un día donde la máxima se midió en la costa

  • El Departamento vasco de Seguridad eleva la alerta al nivel naranja porque el calor persistirá, aunque este martes será más llevadero ya que no soplará viento sur

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

La ola de calor que ha azotado estos últimos días la península ha decidido batirse en retirada, pero para su despedida ha querido posarse en el norte, el único reducto que se había librado de los efectos de la masa de aire sahariano que ha derretido la mitad del mapa. Euskadi recibió ayer este primer golpe de calor del año, con temperaturas que llegaron a 37 grados en Hondarribia -la máxima en el conjunto de los tres territorios se midió en Bilbao, con 37,1º- y que promete de nuevo hoy una jornada sofocante, aunque más llevadera porque ya no soplará el viento sur.

El bochorno duró el luens lo que tardó en llegar la brisa, que bajó el mercurio en la costa diez grados por la tarde. Las tormentas también se asomaron a última hora por Álava y algunas zonas de Gipuzkoa y lograron rebajar la sensación de calor.

El alivio será pasajero. La persistencia del calor extremo, que se prolongará hasta este miércoles, ha obligado al Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco a elevar la alerta de amarillo a naranja (el segundo nivel) hoy y mañana. El jueves estará de vuelta el Anticiclón de las Azores, lo que pondrá el tiempo en su sitio. Oficialmente todavía es primavera -el verano no entrará hasta el día 21-, pero las temperaturas máximas han escalado 17 grados por encima de la media habitual para un mes de junio que suele rondar los 20 grados en el observatorio de Igeldo de la Agencia Estatal de Meteorología, Aemet. Un bochorno extraordinario, pero sí antes visto. De hecho, no se ha batido el récord. La máxima histórica en Igeldo se midió el 21 de junio de 2003, con 38 grados. En Irun, el termómetro marcó 40,5 grados un 29 de junio de 1950.

Prestar especial atención a niños y mayores para que estén correctamente hidratados y no hacer deporte al aire libre en las horas centrales son dos de los consejos que no hay que pasar por alto hasta que refresque algo. El servicio de teleasistencia del Gobierno Vasco, BetiON, está ofreciendo a sus 45.000 usuarios, personas mayores y dependientes, consejos para hacer frente a los problemas derivados del calor. El personal aprovechará las llamadas de seguimiento que hace cada mes para transmitir a los usuarios consignas «muy sencillas» contra el calor, como beber agua incluso sin sed y evitar salir a la calle en las horas centrales del día, según informó el director de Servicios Sociales, Emilio Sola.

Mínimas también altas

Mantener las persianas bajadas es otro aliado. Encender el horno para cocinar a mediodía o planchar a esas horas de calor intenso forman parte de la lista de prohibiciones, esta vez con excusa. Porque las mínimas tampoco están permitiendo un descanso en condiciones. Anoche, los termómetros superaban con creces los 20 grados.

No son buenos días para trabajar al aire libre o para que se estropee el aire acondicionado en la oficina. La frase de consuelo de que ni siquiera en la playa se está bien con este calorazo puede tener algo de razón si nos atenemos a las cinco personas evacuadas por lipotimias (una en Hondarribia y las otras cuatro en la Zurriola en Donostia). Salvo estos casos, resultó una jornada «relativamente tranquila en cuanto al número de asistencias», que ascendieron a 74, las habituales para un día de playa entre semana, señalaron desde Cruz Roja. En el interior, las piscinas también sirvieron para aguantar mejor. Abanicos y ventiladores tampoco dieron abasto. Se vieron paraguas desplegados para hacer de sombrilla. Y la sombra se cotizó alto.

Para las 6.30 horas, en puntos de la costa como Hondarribia ya amanecieron a 19,3 grados. No hizo falta ser adivino para presagiar una jornada de calor insoportable. El mercurio escaló rápidamente y el viento sur completó el panorama. No hubo grandes diferencias entre la costa y el interior. Los 37 grados registrados en Hondarribia fueron la máxima, junto a Zumaia (37º), Beasain (36,6º), o Aretxabaleta (35,8º). Los termómetros de las calles, recalentados de tantas horas de sol abrasador, llegaron a marcar 43 grados en Eskoriatza.

Lo peor de este calorazo ya ha pasado, afirman los meteorólogos. Porque hoy, aunque seguirá instalada la masa de aire sahariana, el que tomará otro rumbo será el viento, que ya no soplará del sur, lo que aliviará la sensación de bochorno. Las máximas se situarán entre los 30 y los 35º, y las mínimas en muchos puntos no bajarán de los 20º, según los pronósticos. Mañana, más de lo mismo, aunque a última hora es probable que ya empiece a hacer su efecto el anticiclón de las Azores que refrescará el ambiente a partir del jueves. Dentro de lo previsible, aunque a muchos se les haga raro en estas fechas tener que soportar este calorazo. «En verano suele haber cinco entradas de aire procedente del Sáhara y esta es la primera, que siempre suele caer a finales de junio», explica Margarita Martín, responsable de Aemet en el País Vasco. En esta ocasión todavía es primavera, como también sucedió en 2003.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate