Diario Vasco

El hotel de Akelarre abre sus puertas

Imagen aérea del restaurante con el nuevo hotel adosado. Las 22 habitaciones miran al mar.
Imagen aérea del restaurante con el nuevo hotel adosado. Las 22 habitaciones miran al mar. / AKELARRE
  • El 'sueño' de Pedro Subijana en Igeldo recibe el 1 de julio sus primeros clientes. Dos suites cuentan con piscina propia

Dice Pedro Subijana que vive estos días «con la ilusión de un niño y las ganas de siempre». El cocinero donostiarra mira con un ojo las obras de su nuevo hotel en Igeldo y con otro la cuenta atrás del calendario. «El 1 de julio abrimos al público: ya tenemos reservas. Y el día 4 de ese mes estará lleno porque Don Perignon trae a bodegueros y periodistas para presentar sus nuevos caldos. En junio haremos el rodaje los de casa».

El chef y su equipo cuidan cada detalle «para que el hotel sea un lugar de ensueño entre el monte y el mar», un complemento a su restaurante, 3 estrellas Michelin, en el que ejerce desde hace más de cuarenta años «y que seguirá funcionando como siempre».

Son 22 habitaciones, con dos espectaculares suites de cien metros cuadrados que tienen una pequeña piscina individual. Los precios varían según fechas. Ayer oscilaban, por ejemplo, entre los 300 y los 800 euros, según el tipo de habitación. Un spa de 800 metros cuadrados, una bodega y distintos espacios comunes completan el hotel. Parte de los locales corrresponde a la antigua Ku (el spa, concretamente) y otros se han construido «respetando este entorno mágico», dice el cocinero, que cuenta con el apoyo de su hija Oihana y el estudio Mecanismo.

Pedro Subijana insiste: «Quiero que la gente sea feliz aquí». Y él también, porque la apertura pone fin a un largo proceso. «En 2002 tuvimos la primera idea de hacer un hotel junto al restaurante, en 2006 empezaron las obras y en 2008 se pararon por la crisis». Tras distintas tentativas el año pasado se retomaron con la familia Urtasun como nuevo socio.

El hotel, que como el restaurante mantiene la vieja grafía de 'Akelaŕe', está pendiente de calificación oficial («queremos 5 estrellas, pero estar en la red Relais Chateaux ya marca nuestro perfil») y pretende «ser referente, humilde pero ambicioso a la vez, en el momento histórico que viven San Sebastián y el País Vasco». Subijana no quiere ni hablar de jubilaciones. «¡Tengo más ganas de trabajar hoy que hace años, en la cocina y en el hotel!», asegura.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate