Diario Vasco

Una mopa que prendió fuego en una secadora, posible causa de la explosión en Leaburu

fotogalería

Uno de los heridos por la explosión es trasladado a la ambulancia. / REPORTAJE GRÁFICO IÑIGO ROYO

  • Cuatro trabajadores resultaron heridos ayer en un accidente laboral en una lavandería

«Fue como una explosión en una cantera. Oímos un ruido tremendo y pronto nos dimos cuenta de que era algo grave, vimos incluso que salía fuego de la fábrica». Un grave accidente laboral ocurrido en la lavandería Lizarra sacudió ayer la mañana de trabajo en el polígono Apatta Erreka, situado entre Ibarra y Leaburu. Cuatro trabajadores de la citada empresa resultaron heridos con quemaduras de diferente consideración, a consecuencia de una explosión producida junto a una secadora de la fábrica. El herido más grave, un varón de 42 años, fue evacuado al Hospital de Cruces, donde ingresó en estado grave con quemaduras de segundo y tercer grado en el 12% de su cuerpo, en concreto en las extremidades superiores y la cara. Un hombre de 47 años y una mujer, de 36, fueron trasladados al Hospital Universitario Donostia. Posteriormente, el varón también fue llevado a Cruces porque presentaba quemaduras de segundo y tercer grado en los brazos, la espalda y la cara, hasta alcanzar el 25% de su cuerpo. La cuarta persona herida, una mujer de 41 años, fue atendida en Policlínica Gipuzkoa.

Según informó el Departamento vasco de Seguridad, los hechos ocurrieron sobre las 12.10 horas cuando se produjo una explosión. El pánico se adueñó de la escena. Hasta el lugar acudieron varias patrullas de la Ertzaintza, policía local, efectivos sanitarios de Osakidetza y bomberos de los parques del Oria y Goierri. Estos sofocaron el incendio provocado por la explosión que destrozó la máquina, pero no llegó a causar daños materiales en el conjunto de la nave, indicaron desde el parque foral.

Las causas de la deflagración están siendo investigadas por Osalan aunque, al parecer, el origen podría estar en una mopa que prendió fuego dentro de la secadora industrial. Al sacarla de la máquina fue cuando se generó la explosión, si bien ayer se desconocía si esta se produjo desde la propia secadora o se generó por otros motivos.

Trabajadores del centro Lehiberri, situado justo frente a la lavandería Lizarra, prestaron las primeras asistencias. Los empleados de la lavandería salieron al exterior del polígono entre gritos de socorro, y desde Lehiberri les conminaron a entrar para protegerse. «Estaba lloviendo y había gente ensangrentada, intentamos ayudar en la medida de lo posible, no podían estar fuera en esas condiciones y mojándose cuando tenían semejantes quemaduras», relataba otro trabajador.

Hospital improvisado

En una de las dependencias de este centro público de asesoramiento a las empresas de Tolosaldea se creó un improvisado hospital de campaña, donde el personal sanitario de la unidad móvil de Osakidetza desplazada al lugar iba atendiendo a los heridos. En Lehiberri se vivieron momentos de tensión y emoción contenida entre todo el personal de la lavandería, muy impactado por el suceso. Una trabajadora de las oficinas situadas en la parte alta de la nave relataba que la onda expansiva se llevó también parte del techo, sin que este derrumbe parcial afectara, afortunadamente, al personal que opera en esta zona del edificio. La lavandería Lizarra cuenta con una veintena de empleados.

Los sindicatos denunciaron una vez más el problema de la siniestralidad laboral, que solo este mes ya se ha cobrado la vida dos trabajadores guipuzcoanos: un empleado que murió aplastado por una máquina en Azkoitia y un camionero de Errenteria fallecido en un accidente en carretera. En un comunicado, ELA, LAB, ESK, Steilas, EHNE e HIRU llamaron a participar hoy en una concentración a las 12.00 horas en la entrada del polígono Apatta. El PSE-EE de Tolosa-Ibarra y Ezker Anitza-IU también pidieron que se lleve a cabo una «investigación exhaustiva».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate