Diario Vasco

Expertos alertan del carácter contagioso de la depresión entre familiares

Los doctores Torres y Gonçalves, durante su comparecencia
Los doctores Torres y Gonçalves, durante su comparecencia / Lobo Altuna
  • Médicos reunidos en XXIV Congreso Nacional de Medicina General y de Familia que se celebra en San Sebastián dan algunas claves para la detección precoz de esta enfermedad

Miembros del Grupo de Trabajo de Salud Mental de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) han advertido este viernes en San Sebastián del riesgo de expansión de la depresión a otros miembros de la familia. La depresión es una “enfermedad sistémica” con graves consecuencias han explicado los ponentes reunidos en el XXIV Congreso Nacional de Medicina General y de Familia que se celebra en el Kursaal donostiarra. En la sesión de este viernes se han dado las claves a los médicos de Atención Primaria asistentes para que puedan detectar lo antes posible los casos de depresión, para así poder tratarlos precozmente.

Si cualquier enfermedad crónica afecta al sistema natural de la convivencia, que es la familia, la naturaleza especial de la depresión convierte a ésta en “centro de vital importancia para el tratamiento, la superación del proceso y evitar el riesgo de recaídas”, según ha explicado el doctor Antonio Torres, miembro del Grupo de Trabajo de Salud Mental de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

Contagio de la depresión

Antonio Torres junto al doctor Fernando Gonçalves, responsable del citado Grupo en la SEMG ha participado como ponentes en un foro de actualización titulado ‘Ansiedad y depresión en el siglo XXI. Uno más de la familia’. Pero además de la necesidad conseguir una “alianza terapéutica” con la familia para poder superar la depresión, los doctores advierten de que los familiares también pueden verse “contagiados”. El síntoma principal de la depresión es la tristeza patológica. Actualmente su capacidad de expansión a las personas del entorno está siendo estudiada, apreciándose “una mayor vulnerabilidad para su padecimiento a los convivientes”, es decir, el resto de miembros de la familia.

Es por eso que los doctores Torres y Gonçalves han señalado como prioritario que el médico de Atención Primaria pueda realizar una intervención temprana en la familia “para prevenir el daño y favorecer los mecanismos de ayuda que posibilitarán una mejor evolución de la enfermedad y un menor impacto en las personas que conviven con el depresivo”.

Tal y como se han manifestado este viernes en San Sebastián, la depresión es una “enfermedad sistémica” con graves consecuencias, si tenemos en cuenta que el 15% de los pacientes con depresión mayor son vulnerables al suicidio. Precisamente uno de los objetivos del foro de actualización que se ha celebrado en el congreso nacional era dar las claves a los médicos de Atención Primaria asistentes para que puedan detectar lo antes posible los casos de depresión y/o de riesgo suicida, para así poder tratarlos precozmente.

Según estimaciones de los expertos, “el 50% de los pacientes con depresión están infratratados” y más de la mitad de ellos abandona el tratamiento precozmente. Según han indicado en rueda de prensa, el problema no es que los médicos de familia no estén preparados para su abordaje y tratamiento, sino que no disponen del tiempo suficiente en sus consultas para poder hacer un diagnóstico precoz de la enfermedad depresiva.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate