Diario Vasco

La lucha de Asier contra la esclerosis múltiple entre canasta y canasta

Asier de la Iglesia, en el taller de Zarautz en el que trabaja desde hace dos años.
Asier de la Iglesia, en el taller de Zarautz en el que trabaja desde hace dos años.
  • Un jugador de baloncesto de Zumarraga con esclerosis múltiple busca fondos para investigar

  • De la Iglesia ha puesto en marcha una rifa solidaria de material deportivo con la que pretende recaudar dinero pero también dar a conocer la enfermedad

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Asier de la Iglesia está jugando el partido más importante de su vida. Este joven jugador de baloncesto de Zumarraga se ha marcado un nuevo reto, esta vez fuera de las canchas. Ha lanzado una iniciativa solidaria para recaudar fondos destinados a la investigación de una enfermedad, la esclerosis múltiple, que conoce a la perfección desde hace cinco años, cuando a él mismo se la diagnosticaron. Su batalla desde entonces es doble: ganar a los contrincantes del Natra Oñati, con el que sigue jugando en la pista, y frenar en lo posible una enfermedad degenerativa que no sabe hasta qué punto le limitará en el futuro.

Para la segunda, ya tiene preparada una iniciativa que presentará el próximo día 31 en Madrid, coincidiendo con el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple. Se trata de una rifa solidaria de «material sobre todo deportivo», explica Asier, que ha sido «donado por deportistas de élite» y equipos «de nivel». Y para la que confía en recabar todavía más colaboraciones. De momento, tiene una fundamental, la de la Esclerosis Múltiple España (EME), que le está ayudando a organizar la rifa.

El objetivo es claro: por un lado, recaudar dinero para destinarlo a la investigación sobre la enfermedad, y por otro, dar a conocer un mal que en Euskadi afecta a 2.200 personas y en Gipuzkoa a más de 600. Asier explica la manera de participar con el proyecto: adquirir por un solo euro alguna de las rifas que se irán vendiendo por todo el territorio, y «espero que también fuera de Gipuzkoa», confía en extender el joven. Hace tres años ya impulso algo similar y fue un éxito, aunque las papeletas se vendieron solo en su entorno, en Zumarraga y Urretxu.

Para esta ocasión, Asier se ha puesto en contacto con Fernando Alonso, Rafa Nadal... «y también me van a mandar material de los Denver Nuggets de la NBA, además de varios equipos de ACB. Creo que tengo material de trece clubes», asegura agradecido. «Tengo también un libro firmado por Arguiñano, aunque esto no sea estrictamente deportivo; y una camiseta original de cuando jugaba 'Epi' (Juan Antonio San Epifanio)», añade, cuyo hijo Edgar militó en el GBC guipuzcoano. «Quiero que sea una rifa polideportiva, por eso también estoy intentando conseguir maillots de Valverde y Contador, camisetas de fútbol... De todo un poco, aún estoy trabajando en ello». Asier anima a colaborar, y asegura que habrá hasta «50 premios».

Este hombre de 34 años encara con entusiasmo el reto solidario, y confía en aportar su grano de arena a la investigación, que como en otras enfermedades resulta indispensable. A Asier el diagnóstico de la conocida como 'enfermedad de las mil caras' por sus efectos imprevisibles le llegó en 2012.

«Dedos y piernas dormidos»

«Yo sabía que tenía algo. Estaba en casa, intentando cambiar el canal de la televisión con el mando y sentía los dedos dormidos. No le daba importancia, pero cuando un día me levanté de la cama y no sentía las piernas, fui al médico de cabecera. Me dio cita con el especialista, y después de hacerme pruebas, me dijo que tenía esclerosis múltiple. La neuróloga me dijo que mi reacción había sido rara. Yo siempre estoy sonriendo. Cuando se lo dije a mis amigos, algunos lloraron. Yo no lo he hecho», relata.

Asier mide 1,99 metros -su «altura real, descalzo»-, asume que se queda a un centímetro de los dos metros. Llegó a jugar en la categoría LEB Plata (tercera división) en equipos de basket como el Zamora, Atlético San Sebastián, Iraurgi, Amics Castellón o Santander. Ahora, aunque vive en Azkoitia con su pareja Sara, sigue dejando huella en Oñati cada vez que salta a la cancha.

Lo hace durante 40 minutos, «tirando bastante desde fuera». Antes, «salvo cuando me expulsaban por faltas», jugaba todo o casi todo el partido, explica. «Hasta el año pasado, cuando tuve un brote que me afectó bastante y me perdí tres partidos, no había fallado en ninguno. Llegué a disputar encuentros viendo doble, es decir, con un ojo bien y con el otro un poco más tarde», explica. Ahora, promedia cerca de 30 puntos por partido y unos 20 rebotes. Números de auténtico jugador profesional. Y eso que desde las manos hasta el hombro y desde los pies hasta las rodillas no siente la piel. «Con los ojos cerrados no podría decir si llevo o no calcetines», explica la sensación. «Tengo las 24 horas del día ganas de mear. Pero siempre he hecho vida normal».

«Una vez, entrenando, estaba haciendo tiros, y se me paralizó la pierna. Al día siguiente jugué el partido. No siento el tacto del balón; me tengo que acostumbrar a él. Si me lo cambian, me hacen una faena, pero trato de adaptarme», cuenta. «Es verdad que siento la enfermedad de forma diferente y por eso quiero ayudar a la gente a que la vea como yo».

«7 cosas buenas y 2 malas»

Asier da charlas para explicar en qué consiste la esclerosis múltiple, también para intentar que otros afectados no se hundan y busquen lo positivo. «Al día nos pasan siete cosas buenas y dos malas. ¿Por qué nos vamos a quedar con las últimas?», razona desde el taller de Zarautz de Gureak en el que trabaja como auxiliar de línea desde hace dos años. «Muchos se vienen abajo antes incluso de tener brotes. Y lo que está científicamente demostrado, dentro de lo poco que se sabe, es que si estás deprimido o con mucho estrés, los brotes aumentan».

«Dentro del cuerpo hay unos policías que cuando tienes anginas o gripe, atacan la enfermedad para curarte. Y no sabemos por qué, en nuestro caso, esos policías atacan al sistema nervioso, al cableado eléctrico que manda las órdenes desde el cerebro al resto del cuerpo», explica gráficamente. «Y con ello, aunque tú quieras mover la pierna, no puedes hacerlo». Asier es «realista». «Sé la enfermedad que tengo, pero lo llevo bien». Y confía en que con investigación y nuevas medicaciones se frene el avance, y se paralice por ejemplo el paso a un estadio «progresivo» desde uno «remitente-recurrente», menos invalidante.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate