Diario Vasco

Donostia es la ciudad más cara del Estado para obtener el carné

  • La diferencia de hasta 1.000 euros con otras localidades empuja a muchos a realizar las prácticas con el coche fuera de Gipuzkoa

Sacarse el carné de conducir en Donostia puede costar un 180% más caro que en A Coruña. La capital guipuzcoana lidera el ranking de precios de todas las ciudades del Estado para obtener el permiso B, según el último estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realizado a más de 321 autoescuelas en 25 ciudades.

El informe toma como referencia a una persona que toma una media de 20 clases de conducir y aprueba el examen teórico a la segunda. El coste total tiene incluidos otros conceptos como la matrícula o las tasas de examen. Los datos revelan que sacarse el carné cuesta una media de 1.575 euros en San Sebastián, la ciudad más cara del Estado, mientras que en A Coruña, la más barata, el precio medio es de 558 euros. Girona sería la segunda localidad con los precios más altos en las autoescuelas, con una media de 1.258 euros. En Bilbao sacarse el carné de coche cuesta menos de mil euros, 949 en concreto.

Dentro del estudio se consultaron 14 autoescuelas de Donostia, entre las que también se aprecian grandes diferencias. En el establecimiento más caro, sacarse el permiso de conducir cuesta 1.754 euros, mientras que el precio total en la autoescuela más barata serían 1.209 euros. Cabe destacar que el tiempo medio por clase práctica en San Sebastián es de una hora, mientras que en la mayoría de ciudades son 30-45 minutos. Sin embargo, el número de medio de clases es el mismo que en el resto de comunidades.

Mientras en ciudades como Badajoz, A Coruña o Sevilla la clase práctica con el coche cuesta unos 27 euros, en Donostia el precio ronda los 40 euros. No es de extrañar que muchos guipuzcoanos, especialmente jóvenes, decidan sacarse el carné de conducir en otras ciudades en las que pueden ahorrarse hasta mil euros.

Acuerdo en los precios

En dicho estudio, publicado a finales del año 2015, la OCU ya alertaba del acuerdo en los precios de algunas autoescuelas, señalando que había detectado «que en varias ciudades se da una sospechosa coincidencia de precios». Entonces el foco estaba puesto en Santa Cruz de Tenerife, Salamanca y, especialmente, en Murcia y Albacete, donde aseguraban que se daba «una grave falta de competencia». Los hechos fueron denunciados ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate