Diario Vasco

video

Zona de Bidebieta donde se escucharon los disparos.

Un ertzaina dispara dos veces al aire al tratar de detener un coche a la fuga en Donostia

  • El vehículo, que llegó a circular por un carril contrario para saltarse una retención, huyó desde Oiartzun hasta la muga

Fue una persecución espectacular, con disparos al aire incluidos, que acabó con un vehículo que se había dado a la fuga en Oiartzun interceptado en la muga con Francia. Aunque es la Gendarmería quien se hizo cargo del caso, los hechos sucedieron en carreteras guipuzcoanas, donde agentes de la Ertzaintza persiguieron a este vehículo que llegó a circular en sentido contrario para evitar una cola e hizo caso omiso a las señales de advertencia para que depusiera en su conducción temeraria. Vista la peligrosidad de la situación, un agente llegó a efectuar dos disparos al aire con su arma reglamentaria que se escucharon en el barrio donostiarra de Bidebieta-Gaiztarro, momento que se recoge en un vídeo de whatsapp grabado desde lo alto de un piso en el que se oyen claramente los disparos y que comenzó a circular de móvil en móvil.

«Estaba trabajando y sí los escuché, pero ni se me ocurrió pensar que eran disparos. Creí que eran petardos», explicó David, que se hallaba cerca del lugar donde se realizaron los disparos y donde poco después fueron fotografiados los casquillos.

Los hechos se iniciaron sobre las 15.20 horas de la tarde, en la carretera GI-636 a su paso por Oiartzun, donde varias personas vieron a un turismo circulando «de forma anómala», según informó el Departamento vasco de Seguridad. El coche continuó circulando en sentido Irun hasta que se topó con una retención, cola que el conductor trató de evitar llegando a circular por el carril contrario, lo que lógicamente puso en grave riesgo a los usuarios de la carretera. Al lugar llegaron patrullas de la Ertzaintza, que intentaron con sus señales de advertencia que el conductor del vehículo, al parecer con placas francesas, depusiera en su actitud.

Por contra, se dio a la fuga en dirección a San Sebastián. En vista del peligro que estaba generando, la Ertzaintza trató de interceptar al turismo cruzando patrullas en la que se conoce como la rotonda del Ancla, en Trintxerpe, pero el huido no detuvo el vehículo, momento en el que uno de los agentes efectuó dos disparos intimidatorios al aire, sin que nadie resultara herido.

Aún así, el conductor prosiguió con su fuga,en una persecución que se prolongó por la AP-8 hasta la frontera con Francia, donde el sospechoso fue finalmente detenido por la Policía francesa.

Segunda persecución

Esta no es la única persecución que ha tenido lugar esta semana en carreteras guipuzcoanas. La mañana del miércoles la Ertzaintza detuvo a tres personas después de ser informada de un posible intento de robo en una vivienda de Zarautz, que desde hace semanas ha registrado una importante escalada en este tipo de delitos. Una vez en el escenario, los agentes se percataron de la presencia en las inmediaciones de un vehículo BMW que, al percibir la presencia policial, aceleró de manera brusca y se dio a la fuga.

Los ertzainas iniciaron la persecución y, mediante señales acústicas y luminosas, le instaron a que detuviera la marcha. Sin embargo, la persona que iba al volante del vehículo hizo caso omiso. El coche abandonó el casco urbano de Zarautz y se dirigió por una pista en dirección a Aia, donde reventó una rueda y ya no pudo continuar. Durante el recorrido, el conductor generó situaciones de peligro, tanto para peatones como para otros vehículos, toda vez que circuló de «manera temeraria sin respetar la señalización existente».

Hace justo un año, las carreteras guipuzcoanas fueron testigo de otra espectacular persecución. Más de medio centenar de agentes de diferentes cuerpos tomaron parte en una operación que permitió detener a dos delincuentes comunes en Lasarte-Oria y a otros dos en Biriatou después de protagonizar una huida desde Francia en la que no faltaron disparos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate