Diario Vasco

Varias familias han tenido que pasar la noche fuera de casa

A la espera de un informe oficial que determine la habitabilidad del edificio incendiado, tanto la familia que reside en la planta baja como la pareja que ocupa la superior han pasado la noche en casas de familiares y amigos, respectivamente. Lo mismo ocurrió con los propietarios de las viviendas colindantes, a quienes solo se les permitió acceder a ellas a recoger algunos enseres. La posibilidad de un derrumbe llevó a tomar esta decisión a los Bomberos, que dejaron un retén en el lugar, lo mismo que la Guardia Municipal.

«No han tenido que ser realojados por los Servicios Sociales, aunque les hemos ofrecido ayuda», aseguró la alcaldesa, Izaskun Gómez, que acudió al lugar, junto a varios concejales del PSE, PNV y EH Bildu, y efectivos de Protección Civil, Ertzaintza y Policía Local. El arquitecto municipal visitó el inmueble a primera hora de la tarde y se espera que hoy se pronuncie sobre una posible reconstrucción del mismo o su derribo si la estructura ha resultado dañada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate