Diario Vasco
Dos agentes de la Ertzaintza, ayer frente al pabellón.
Dos agentes de la Ertzaintza, ayer frente al pabellón. / MICHELENA

«El olor a marihuana que nos llega desde por la mañana es impresionante»

  • Dos personas se encierran durante varias horas en un pabellón del polígono de Belartza que la Ertzaintza quería entrar a registrar

Dos personas permanecieron ayer durante varias horas encerradas en un pabellón del polígono de Belartza después de que la Ertzaintza pretendiera acceder al interior del local para llevar a cabo un registro. Según informaron fuentes solventes a este periódico, existían sospechas de que en el interior pudiera haber una plantación de marihuana.

Más de doce horas es lo que estuvieron encerrados ambos individuos en el interior del local, que hasta hace varios meses acogía un negocio de recambios de vehículos. Según señalaron varios testigos, los hechos comenzaron el pasado miércoles por la tarde cuando varias patrullas de la Ertzaintza acudieron hasta el pabellón, situado en frente del concesionario de Mercedes Goiko-Auto. «Era impresionante la de agentes y coches patrullas que había, me quedé alucinado», explicaba un trabajador que pasó por allí. En ese momento los dos individuos decidieron atrincherarse en el interior del local.

Varias patrullas de la Ertzaintza permanecieron en el lugar durante toda la noche y la mañana. Una vigilancia que no pasó desapercibida para los trabajadores de los pabellones contiguos que observaban con algo de perplejidad la presencia policial «en un lugar tan tranquilo y en el que el único problema es el del aparcamiento».

En uno de los locales que se encuentra justo al lado del pabellón en el que se encerraron ambos individuos, el olor a marihuana era notable nada más traspasar la puerta del establecimiento. «Desde primera hora de la mañana el olor es incensaste y tenemos que aguantarlo todo el día», aseguraban varios trabajadores de la zona.

Al parecer, según señalaron varios vecinos de la zona, el local en el que podría haber una gran plantación de marihuana sería la sede de un club de cannabis.

Para ayer el mediodía los agentes de la policía autonómica consiguieron que ambos dejaran el pabellón. La Ertzaintza ha iniciado una investigación que está en curso para esclarecer lo sucedido, por lo que no dio a conocer más datos y no informó de si estas dos personas fueron detenidas.

Plantación en Astigarraga

La Ertzaintza desmanteló la semana pasada en una nave industrial de Astigarraga un cultivo de marihuana de 1.547 plantas, así como utensilios para su crecimiento y tratamiento, lámparas, ventiladores, fertilizantes o básculas de precisión. En las diligencias, que se entregarán en el Juzgado de Donostia, se incluye en calidad de investigada a una persona y no se descartan más imputaciones. Además de un presunto delito contra la salud pública, la compleja instalación incurría en un presunto delito de defraudación de fluido eléctrico, dado que existía una conexión ilegal.

El recinto inspeccionado consta de cinco estancias en su parte inferior y una estancia en su parte superior, todas ellas destinadas al cultivo y tratamiento de la marihuana. En total se retiraron 1.547 plantas en esta operación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate