Diario Vasco

La regeneración de la bahía de Pasaia avanza con actuaciones municipales

Marisol Garmendia despacha con los alcaldes de Oarsoaldea.
Marisol Garmendia despacha con los alcaldes de Oarsoaldea.
  • La Diputación firmará con Errenteria, Oiartzun, Lezo, Pasaia y la agencia comarcal de Oarsoaldea convenios por valor de dos millones de euros

Los alcaldes de Errenteria, Lezo, Oiartzun y Pasaia, junto con la agencia comarcal de Oarsoaldea, mantuvieron ayer una reunión con la diputada foral de Movilidad y Ordenación del Territorio, Marisol Garmendia (PSE), para darle forma a las siguientes actuaciones llamadas a ir construyendo ese largo y complejo proyecto que se viene a llamar regeneración de la bahía de Pasaia.

Sobre la mesa pusieron las obras y acciones que cada cual contempla incluir en los convenios que firmarán con la Diputación durante las próximas semanas para aportar a ese gran macroproyecto de la bahía pasaitarra pequeñas piezas que vayan dando forma al puzzle global. Fue una primera toma de contacto para conocer los planes de cada cual, y ahora toca proceder al reparto concreto de los dos millones de euros que destina la institución foral este año a los cuatro ayuntamientos y la agencia comarcal para que hagan su aportación a la regeneración.

Cabe meter en el saco de estos próximos acuerdos todo lo que pueda contribuir a conseguir «un espacio urbano sostenible, inclusivo y competitivo», señaló ayer la Diputación. Y eso incluye, además de movimientos de cemento -ascensores, bidegorris, escaleras...-, actuaciones de revitalización económica, ámbito donde juega un papel destacado la agencia comarcal de Oarsoaldea.

Todos los que ayer se sentaron a la mesa vieron en octubre del año pasado cómo se esfumaban de un plumazo las ayudas europeas a las que aspiraban para financiar las actuaciones planeadas. Estaban en juego nueve millones de euros de la convocatoria de los fondos europeos DUSI (Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado), que finalmente fueron a parar en su integridad al proyecto de regeneración urbana de la península de Zorrotzaurre.

Sin ayuda europea

Sin embargo, Marisol Garmendia destacó que «aunque no sea con el mismo dinero, ni con el mismo calendario, mantenemos el compromiso que en su día adquirimos con los ayuntamientos para llevar a cabo actuaciones que tendrán un impacto directo en la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía».

Las intervenciones concretas que demandan estos cuatro municipios junto a la agencia comarcal constituyen una de las dos patas del proyecto global de regeneración de la bahía de Pasaia. La otra la conformará el conjunto de actuaciones que se deriven del nuevo Plan Especial del Puerto, cuya tramitación también lleva a cabo el departamento de Movilidad y Ordenación del Territorio. Se trata de buscar «la mejora directa dentro de cada municipio, pero con una visión global de impacto y avance en toda la comarca», explicó Garmendia.

El interés común en avanzar en la regeneración integral -no solo urbanística, tal y como coinciden en destacar los municipios y la Diputación-, vivió ayer el primer capítulo de este 2017, «un año que, como venimos insistiendo, va a ser clave para Pasaialdea», apuntó la diputada foral. Además de plasmar las intenciones de cada uno en diferentes convenios, el objetivo también pasa por «establecer acuerdos para toda la legislatura y avanzar mediante consensos en la mejora de Pasaialdea» y «lograr un espacio de convivencia ciudadana de calidad».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate