Diario Vasco

Los baserritarras exigen que se controle la superpoblación de jabalíes

Los representantes de EHNE y ENBA en el acto desarrollado en Arrasate.
Los representantes de EHNE y ENBA en el acto desarrollado en Arrasate.
  • Denuncian que la Diputación y la Federación de Caza «no demuestran ninguna voluntad para solucionar un problema que se ha agravado»

"Somos los baserritarras los que sufrimos los daños que causan los jabalíes. No podemos recoger hierba en condiciones para el invierno porque destrozan los prados, y no podemos recoger nuestras cosechas porque se las han comido". Esta es la denuncia que han realizado esta mañana en Arrasate representantes de los sindicatos agropecuarios EHNE y ENBA.

En una rueda de prensa han exigido a la Diputación que controle la actual superpoblación de jabalíes en Gipuzkoa. Han señalado que esta medida se está tomando en los alrededores de las principales localidades del territorio, y han puesto el ejemplo de Donostia, "donde enseguida se elimina a los jabalíes", pero se han quejado que no es así en el entorno rural. "¿Somos ciudadanos de segunda?", han preguntado a las autoridades forales los representantes sindicales.

Han reconocido que el pasado año se cazaron en Gipuzkoa 1.300 jabalíes, pero consideran que esta cifra es claramente insuficiente. Han mantenido que estos animales siguen destrozando sus propiedades y causando accidentes de todo tipo, al tiempo que han denunciado que las aseguradoras "no se hacen cargo de los daños". Han recalcado que en la comarca de Debagoiena el problema "se ha agravado", y que "la cuadrilla que caza en esta zona no le hace frente al problema".

"No pedimos dinero. ni subvenciones", han recalcado. "La Diputación y la Federación de Caza tienen firmado un acuerdo en el cual esta última se compromete a realizar el control. Exigimos que se cumpla lo que ya está escrito, es decir, que se cumpla un protocolo que consideramos obsoleto y hay que revisar", han remarcado.

Los sindicatos han asegurado que llevan años denunciando esta situación, pero que la Diputación y la Federación de Caza "no demuestran ninguna voluntad para solucionarla". "El problema es de todos, y cada vez es más grave. No queremos que desaparezcan los jabalíes, pero exigimos que se controle la superpoblación", han concluido los representantes de EHNE y ENBA.

El plan especial de la Diputación

La Dirección de Montes y Medio Natural de la Diputación reconoce que la población del jabalí ha ido aumentando en el territorio en los últimos años al igual que en otros territorios. El incremento se inició hace dos décadas, cuando la especie solo se encontraba en zonas concretas de Gipuzkoa, limítrofes con Alava y Navarra.

Para regular este crecimiento de la población de jabalíes, el departamento de Montes de la Diputación tiene adjudicada a la Federación de Caza la gestión de la caza de esta especie en Gipuzkoa. De esta forma, las cuadrillas integradas en la federación tratan de evitar, a través de su actividad cinegética, la evolución creciente de sus densidades.

El plan especial activado por Diputación incluye como medida más novedosa la ampliación de la temporada de caza mayor (para jabalí y corzo), que arranca en septiembre y finaliza en abril, cuando lo habitual era cerrar la veda a finales de febrero, un mes antes. La actividad cinegética, sujeta a las normas forales, ya se flexibilizó en otros años año pasado vista la superpoblación de jabalíes y corzos. Los días hábiles pasaron a ser cuatro: además de fines de semana y festivos, se autorizó a las cuadrillas a que también pudieran batir piezas los jueves.

En la presenta campaña se cuenta con 1.420 cazadores repartidos en 51 cuadrillas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate