Diario Vasco

Dos niños son diagnosticados de cáncer cada mes en Gipuzkoa

La marcha nórdica, que fue presentada ayer, quiere sensibilizar sobre el cáncer infantil.
La marcha nórdica, que fue presentada ayer, quiere sensibilizar sobre el cáncer infantil. / MIKEL FRAILE
  • Aspanogi ha organizado para el domingo la quinta marcha solidaria de Nordic Walking en San Sebastián

El cáncer «no tiene edad, ni entiende de sexo, clase social o religión. Le puede tocar a cualquiera». En Aspanogi, la Asociación de Padres y Niños Oncológicos de Gipuzkoa, bien saben lo que significa que 'te toque'. Desde que nació, hace ya dos décadas, se han volcado en mejorar la calidad de vida de los menores afectados y sus familias, desde el mismo momento del diagnóstico y tanto dentro como fuera del hospital. Y cada vez atienden a más personas. En el Hospital Universitario Donostia se detectan al año entre 20 y 25 casos nuevos, una cifra que va a más, ya que hace no tantos años los médicos del servicio de oncohematología pediátrica registraban entre 12 y 17 casos.

«¿A qué se debe el aumento? Cada vez hay más diagnósticos, entre otras cosas porque ahora atienden hasta los 18 años», señala la trabajadora social de Aspanogi, Nekane Lekuona. Hace unos años, había adolescentes de 15 años que eran tratados en el área de oncología de adultos, un asunto que se convirtió en caballo de batalla de los padres hasta que lograron ampliar la atención en el área pediátrica hasta la mayoría de edad. Además, en la sociedad en general cada vez hay más tumores. La semana pasada, la Sociedad Española de Oncología Médica anunció que ya se han sobrepasado las estimaciones para el 2020. «Y en ese aumento está también el cáncer infantil».

Un tipo de enfermedad «que pasa desapercibida en el caso de los menores, pero que es una realidad» sobre la que Aspanogi quiere sensibilizar este domingo con la quinta edición de su marcha solidaria Nordik Walking, con motivo de la conmemoración el próximo día 15 del Día Internacional de los Niños y Adolescentes con Cáncer.

La marcha está orientada a personas de todas las edades y no hace falta ser deportista para participar. Se trata de caminar con la ayuda de dos bastones, o sin ellos, bajo el lema 'Caminemos por los piratas'. Aspanogi prestará bastones hasta que se agoten.

Los dorsales se entregarán a las diez de la mañana en la carpa de Aspanogi ubicada en Sagüés y a las 11 comenzará la prueba con un recorrido de 6,1 kilómetros hasta el Peine del Viento. Porrotx y el robot R2KT animarán el recorrido. Al finalizar, se entregará una medalla a los participantes, «que es una forma simbólica de hacer partícipe a toda la ciudadanía de la medalla al mérito ciudadano que nos otorgó el ayuntamiento de San Sebastián», explica Conchi Guereño, fundadora y miembro de Aspanogi.

También será el momento de las reivindicaciones. Este año Aspanogi se ha adherido al manifiesto estatal, que reclama cuidados paliativos pediátricos en el domicilio, «que en muchas comunidades son mejorables». En clave local, siguen reivindicando la presencia continua de un psicólogo en el Hospital Universitario Donostia. «El año pasado lo pedimos en el Parlamento Vasco y salió adelante una proposición no de ley, pero seguimos sin psicólogo», lamenta Guereño, quien subraya la importancia del bienestar emocional de los enfermos y sus familiares. «Están humanizando el Hospital Donostia con dibujos en las paredes, y eso está muy bien y nos parece precioso, pero creemos que hay que cuidar de las personas, y por eso seguimos insistiendo en el psicólogo», señaló.

La concejala Aitziber San Román aplaudió la labor que realiza Aspanogi, y la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, insistió en la importancia del «diagnóstico precoz» de esta dolencia que, por otra parte, «tiene un alto índice de curación, de en torno al 85%».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate