Diario Vasco

El efecto John-Jennifer, el sesgo de género en la ciencia

¡La diversión está segurada!

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección para hombre y mujer

Hasta 90%

Gran variedad en alfombras de diseño

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

¿Existe sexismo en el mundo académico? Reyes Calvo responde con dos nombres muy conocidos entre la comunidad científica: John y Jennifer. La investigadora de Nanogune cuenta cómo un estudio demostró el sesgo de género a la hora de elegir a un candidato recién licenciado para ocupar un puesto en un laboratorio de investigación. Un grupo de investigadores norteamericanos realizó un experimento muy sencillo. Inventaron dos currículums con idénticos méritos. La única diferencia era el nombre de los candidatos. Uno era un hombre y el otro, una mujer. Y los hicieron llegar a 400 profesores y profesoras de siete universidades norteamericanas. El resultado fue sorprendente. La opción mayoritaria para ocupar el puesto fue la del candidato masculino. No se apreciaron respuestas diferentes por parte de los investigadores hombres o mujeres, porque ellas también mostraron un sesgo de género, inconsciente, a la hora de elegir el currículum del hombre y no el de la mujer.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate