Diario Vasco

Aintzane Oiarbide: «Muchas comunidades autónomas siguen atentas nuestro peaje para camiones de la N-1»

La diputada foral de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, posa sobre una maqueta del proyecto de la autovía de Deskarga en el departamento.
La diputada foral de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, posa sobre una maqueta del proyecto de la autovía de Deskarga en el departamento. / ARIZMENDI
  • Aintzane Oiarbide, Diputada de Infraestructuras viarias, La dirigente jeltzale sostiene que Gipuzkoa será pionera en el Estado en implantar un sistema de pago con arcos para vehículos pesados

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Inicia el año con la ilusión de quien, previsiblemente, cumplirá aquellos deseos manifestados en el estreno de la legislatura. Con las obras del tramo Antzuola-Bergara de la autovía de Deskarga a punto de arrancar y la implementación inminente de un peaje para camiones en la N-I, Aintzane Oiarbide (Errenteria, 1964) visibilizará el cumplimiento de los proyectos estratégicos prioritarios del departamento de Infraestructuras Viarias.

- ¿Misión cumplida?

- En Deskarga hemos hecho un gran trabajo haciendo un proyecto mucho más sólido, con mucha más investigación geológica, manteniendo a su vez los plazos de puesta en marcha del proyecto. Entrar a abordar la problemática de la obra no ha sido óbice para llegar a tiempo a las fechas previstas (las obras empezarán en breve y se espera que el tramo esté terminado en 2019). En cuanto al peaje de la N-1, hace un año no pensaba que íbamos a terminar aprobando una norma foral sin ninguna oposición. Creo que la oposición ha visto un trabajo muy serio y detallado. Sí, es un doble motivo de satisfacción.

- Empezando por Deskarga. Se llevaría un susto cuando el presupuesto de la obra subió de 32 a 55 millones...

- La primera estimación se hizo en septiembre de 2015, después de que entráramos en el Gobierno en julio. Nos tocaba confeccionar unos Presupuestos y los técnicos se basaron en el proyecto anterior que quedó inconcluso para trazar unos números. Se ha visto que era un presupuesto muy aproximado. Luego, desde el minuto uno, pusimos el acento en los estudios geológicos.

- ¿Por qué?

- Porque habíamos visto el histórico de esa obra. Prácticamente todo lo que hicieron en ese tramo se les había caído. Es un terreno en continuo movimiento y hay que estabilizarlo. Pusimos la fuerza en las soluciones geotécnicas.

- ¿Se encontraron sorpresas?

- Alguna que otra. Por ejemplo, que hay que hacer muchas más soluciones de sostenimiento de taludes de las que estaban previstas en el proyecto anterior. Ese proyecto localizaba puntos problemáticos pero no entraba a especificar las soluciones técnicas con profundidad. Los sostenimientos son el 80% del nuevo proyecto. Por eso el incremento a 55 millones, IVA incluido, que ha quedado en 41 millones con la financiación a través de Bidegi y el proceso de adjudicación.

- ¿Hay que tirar a alguien de las orejas por el proyecto?

- El proyecto anterior estaba bien hecho, localizaba los puntos conflictivos, pero no profundizaba en las soluciones geotécnicas, y en ese sentido era mejorable. Lo que sí está claro es que la revisión del proyecto que hizo el Gobierno anterior ha sido a todas luces insuficiente.

- ¿Le llamaron al orden dentro de la casa por semejante desvío?

- No. Analizamos en profundidad, con los técnicos, el incremento. Y encargamos una revisión del proyecto a otros ingenieros. Se confirmó que las soluciones geotécnicas eran necesarias.

- ¿Siempre tuvieron claro que había que recurrir a Bidegi para gestionar el proyecto?

- Quizás al principio, con el primer presupuesto, no éramos conscientes de lo que este proyecto iba a suponer para las Cuentas de 2017. Es verdad que recurrimos a la sociedad foral a raíz del incremento en la previsión, pero hubiéramos tenido dificultades para hacerlo desde Diputación de todas todas por el límite de déficit y la regla de gasto.

- ¿Qué labor le queda por hacer a la Diputación en este proyecto?

- Los técnicos de la Diputación van a trabajar en coordinación con los de Bidegi y yo, que además de ser diputada de Infraestructuras Viarias soy la presidenta de Bidegi, tengo que estar encima de la obra. Es un tramo complicado y si surge algún problema habrá que tomar decisiones para acertar con las soluciones. Eso será responsabilidad mía.

- Pasemos al peaje de la N-I para vehículos pesados.

- Vamos a ser pioneros en el Estado en implantar este tipo de peaje. En Europa, hay ejemplos en Suecia, Portugal, y en América en países como EE UU, Chile es un modelo contrastado. Pero aquí, vamos a ser pioneros. Vamos a ser una referencia tecnológicamente. Nos están mirando muchas comunidades autónomas. Por otra parte, como proyecto de país es una medida importante en la financiación de carreteras.

- ¿Qué quiere decir con eso?

- Somos un territorio que tiene sus ventajas por ser fronterizo, pero también sus desventajas, y hemos tenido que tomar la delantera obligados por esa ubicación y optar por este sistema de pago por uso. Es un proyecto muy debatido y contrastado en Juntas Generales.

- ¿Cómo evitará que haya camiones que escapen al pago?

- El 90% de vehículos pesados ya tiene un sistema de pago vinculado a una cuenta corriente. Están acostumbrados a pagar con este sistema por Europa. Eso es una ventaja. En el proyecto adjudicado la parte más importante será el software. Habrá un sistema de cámaras que hará una comprobación doble de las matrículas. El control del fraude será parte importante de ese sistema informático. Ahora hay que desarrollarlo. El objetivo principal es que paguen los que no son guipuzcoanos. Por primera vez, van a aportar a la conservación y mejora de los tramos donde va a ir el peaje. Además, existe una norma foral que contempla multas por las infracciones.

- ¿Multas de cuánto?

- Van de 150 hasta los 3.000 euros. Vamos a ser implacables en este sentido desde el principio del sistema.

- ¿Qué porcentaje de fraude le parecería asumible?

- Hay un porcentaje de vehículos pesados que paga con tarjeta y menos de un 5% que paga en metálico. Se van a poner medios para que también esa gente acceda al sistema de pago. Si se nos escapa un 5% sería un éxito, pero trataremos de que pague el 100%.

- Otro argumento para implantar el peaje ha sido el de la desviación de camiones de la N-1 a otras vías. Dicen los camioneros que la red de servicios no es la misma...

- Hoy ya pasan muchos camiones por la AP-8 y AP-1, por lo que no creo que haya ningún problema de servicios. No puede ser un problema para unos y para otros no. Sí que hay cooperativas de transportistas que tienen sus servicios en el eje de la N-1, pero no tienen ningún problema para que puedan aparcar o repostar en la AP-1 y AP-8. Lo que sí es verdad es que tal vez haya un pequeño déficit de aparcamiento.

- ¿Es el momento, por tanto, de retomar el proyecto de la Ciudad del Transporte?

- Estamos estudiándolo. Hay que dimensionarlo en su justa medida. Hay un problema de financiación y habría que licitar un proyecto adecuadamente dimensionado y estudiando bien cuáles son las necesidades exactas. Estamos en contacto tanto con la patronal como con los sindicatos de transportes de Gipuzkoa.

- ¿Qué aportaría un área integral para transportistas?

- Es un proyecto importante para los transportistas guipuzcoanos tener un área donde aparcar con seguridad y con unos servicios que no existen en otros muchos sitios. Pero queremos hacerlo bien, cumpliendo la legislación europea y cumpliendo las expectativas de tráficos.

- ¿Fechas?

- Puede que esta legislatura se ponga algo en marcha pero no puedo adelantar cuándo se culminaría. Depende de la financiación y también de las infraestructuras que necesite el proyecto. Pero estamos decididos a tomar medidas y seguir informándonos de este tema, trabajando con el sector.

- ¿Lo consideran una manera de compensar el agravio de tener que pagar un peaje en la N-1?

- No. Lo considero como una manera de dar instrumentos al sector guipuzcoano. No veo necesidad de compensar nada, pero sí de mejorar sus servicios en el territorio.

- Entonces, no habrá compensación alguna.

- No. No se necesita compensar nada. No se puede hacer por la vía fiscal, como ha quedado claro en países como Alemania por las directivas europeas. La normativa que se está redactando ahora es, además, más estricta. Ya hemos hecho muchas cosas por el sector de los vehículos pesados construyendo las infraestructuras de alta capacidad que hemos construido, como son el Segundo Cinturón y la AP-1. Tener esa calidad y ese nivel de seguridad redunda también en beneficio del sector del transporte. En ese aspecto, ya tienen una compensación. Lo del centro integral del transporte, podría ser otra cosa beneficiosa.

- ¿Cuánto se aliviará la N-1?

- Se ha hecho un modelo económico-financiero y un plan de viabilidad. Hemos previsto una desviación de tráficos hacia las autopistas de un 25% del tráfico.

- ¿Cuánto recaudará el peaje?

- Se recaudarán unos 9 millones. Calculamos en 3 millones el coste de mantenimiento de esos tramos donde vamos a implantar el peaje, otros 3 millones en la operativa, y los 3 que quedarían, serían para actuaciones de conservación y mejora en la propia N-1. Hay que tener en cuenta que para rehabilitar el firme de 3 kilómetros, nos cuesta un millón de euros. La conservación es muy cara. Cuando la gente dice de una autopista que ya está pagada, hay que decirle que lo que estará pagado es la ejecución, pero esa carretera es un elemento vivo que necesita conservación, mejoras o ampliaciones. Alguien tiene que pagar y el sistema que tenemos es el del pago por uso. Hay que tener en cuenta que las carreteras en Gipuzkoa son competencia exclusiva de Gipuzkoa. No nos llega ni un euro ni del Gobierno Vasco, ni de España, ni de Europa.

- ¿Cuánto destinará en 2017 para conservación?

- Se incrementa el nuevo programa de rehabilitación de firmes. Si antes eran 10 millones, ahora son 12. Y se mantiene el de la conservación ordinaria (más de 40 millones).

- ¿Es un reto o una utopía evitar colas en la AP-8 en Irun?

- Es un quebradero de cabeza, no solo por las colas, sino porque se nos colapsan otras carreteras. Sería un reto si hubiera algo en nuestras manos, pero lo único que hemos hecho es agilizar en una pequeñísima medida el paso fronterizo poniendo otra tarifa en verano para evitar el problema de los cambios con las monedas. Bajamos un poco para que la tarifa no exija tener más cambios en monedas. Mientras Francia no levante las medidas de control en la frontera, lo tenemos muy difícil.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate