Diario Vasco

La obra inicial de la regeneración de Pasaia, bloqueada por falta de permisos

Los terrenos de La Herrera sobre los que se construirá la conexión peatonal y ciclista que unirá Trintxerpe y la estación del Topo.
Los terrenos de La Herrera sobre los que se construirá la conexión peatonal y ciclista que unirá Trintxerpe y la estación del Topo. / ARIZMENDI
  • Tres informes municipales impiden al Ayuntamiento pasaitarra autorizar los trabajos de la pasarela de Herrera a Trintxerpe, ya adjudicados

La regeneración de Pasaia no termina de arrancar. A pesar de que estaba previsto que la obra de construcción de la conexión peatonal y ciclista entre la estación de Eusko Trenbide Sarea (ETS) en Herrera y el distrito pasaitarra de Trintxerpe comenzara el pasado mes de octubre, cuando restan pocas semanas para finalizar el año, los trabajos ya adjudicados no han podido comenzar ni tampoco existe actualmente una fecha para su pistoletazo de salida. El proyecto se encuentra bloqueado a consecuencia de tres informes desfavorables elaborados por diferentes departamentos del Ayuntamiento de Pasaia, que impiden a los responsables municipales otorgar su autorización.

La alcaldesa de Pasaia, Izaskun Gómez (PSE-EE), y la concejal de Urbanismo, Nahikari Otermin (PNV), confirman la existencia de dichos informes que no respaldan el proyecto tal y como está planteado, pero se muestran, eso sí, optimistas en cuanto a la resolución de este escollo con el que se ha encontrado la primera actuación encaminada a materializar la regeneración de la bahía de Pasaia. Ambas confían en que la situación pueda dar «en breve» un giro de 180 grados.

Según manifiesta la regidora, los documentos que impiden el inicio de las obras son de carácter técnico, jurídico y medio-ambiental, que basan su argumentación «sustancialmente» en dos problemas. «Una de las objeciones que se pone es que el proyecto no contempla los accesos de entrada al puerto», apunta Gómez, para quien esta cuestión resulta «fundamental». «Siempre he defendido este punto y estoy convencida que los accesos van a estar presentes en la aprobación definitiva del Plan Especial», afirma.

El otro punto que mantiene bloqueado el proyecto es la ocupación de suelos pertenecientes a la Autoridad Portuaria de Pasaia. Habría que expropiar una parcela de terreno y por lo tanto, el Ayuntamiento estaría obligado, al parecer, a consignar el importe de esa expropiación, por ser la administración urbanística competente.

«Estaríamos hablando de consignar cinco millones de euros. Eso es impensable, ya que representa un tercio del presupuesto anual del Consistorio», indica Otermin. La edil delegada de Urbanismo añade que están haciendo gestiones para que «no tengamos que poner ni un euro de nuestro presupuesto».

Tanto Gómez como Otermin confiesan tener «mucha confianza» en que la construcción del acceso a Herrera desde Trintxerpe salga adelante. «Hemos trabajado mucho el tema. Las negociaciones están muy adelantadas y esperamos poder dar el mes que viene alguna noticia», manifiestan, al tiempo que restan importancia a las críticas que han recibido en los últimos días de otros grupos municipales. «Estos informes están provocando mucho revuelo, pero el problema habría sido si hubiera una autorización firmada, cosa que no hay», declaran.

Compromiso portuario

El presidente de la Autoridad Portuaria de Pasaia, Ricardo Peña, manifestaba ayer a este periódico que ya ha enviado una carta al Ayuntamiento asegurándole que «nunca, ni ahora ni después», tiene pretensión de cobrar «absolutamente nada» por ningún terreno, «esté o no desafectado».

«Nuestro compromiso es firme y lo vamos a ratificar en el próximo consejo de administración del puerto. Así nos lo han pedido ellos -en referencia a los responsables municipales-. Yo tengo que respetar las decisiones del Ayuntamiento, pero la ciudadanía tiene que darse cuenta de dónde está el problema», señala.

En cuanto a los accesos al puerto, Peña explica que la APP atenderá las «solicitudes expresas» que formule al respecto la Diputación Foral de Gipuzkoa, competente en esta materia. «A nosotros no nos hacen falta esos accesos, pero si la Diputación ve con buenos ojos que hay que hacerlos y nos lo solicita, los incluiremos en el Plan Especial. No hay ninguna pega», sostiene.

La ejecución, en 14 meses

La pasarela peatonal y ciclista facilitará un mejor acceso entre el barrio donostiarra de Herrera y Trintxerpe. Desde hace años, este se lleva a cabo sin un espacio propio habilitado para tal fin. El paso se realiza a través de las carreteras de acceso al puerto, con el peligro que ello supone. La ejecución del proyecto supondrá, asimismo, la transformación paisajística de la zona.

El bidegorri que conectará la estación del Topo de Herrera con el distrito más populoso de Pasaia tendrá continuidad en el futuro con el paseo que se alargará hasta el muelle de San Pedro, atravesando la cubierta ajardinada de la lonja pesquera, espacio que tendrá en cuenta criterios estéticos similares.

Eusko Trenbide Sarea adjudicó el pasado mes de septiembre los trabajos de creación de esta conexión a la UTE formada por Construcciones Moyua y Altuna y Uria por un importe de 3.111.896,30 euros -IVA excluido-, con una baja de casi un millón de euros respecto el presupuesto base de licitación, de 3.997.811,30 euros. La suya era la propuesta ganadora de las 15 presentadas a concurso. El plazo de ejecución se fijaba en 14 meses.

Dispuesta a allanar el camino de esta obra, la Autoridad Portuaria de Pasaia se encargó a lo largo del verano de derribar antiguos pabellones de La Herrera, con el fin de liberar el terreno necesario para construir la citada pasarela. En el momento en que los informes del Ayuntamiento de Pasaia sean favorables y los responsables municipales tengan vía libre para autorizar su inicio, los trabajos podrán comenzar de forma automática.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate