Diario Vasco

«Me gustaría que la Policía detuviera a la madre y la metieran en la cárcel»

  • «¿Echarla a la basura? Eso no se puede hacer, demuestra que lo que quería era matarla, que muriera. No hay derecho»

La experiencia vital de Eneko Moro condiciona su manera de razonar. Más todavía en un caso como el del abandono de un bebé. El joven gracias al cual - y también a Williams- fue posible el rescate de la niña Ane del interior de contenedor es rotundo al afirmar que la persona que arrojó a la pequeña entre las bolsas de basura ha de terminar privada de libertad. «Me gustaría que la Policía diera con ella, la detenga y la meta en cárcel», afirma.

Eneko es en este sentido contundente en sus afirmaciones. «Algunos ya me han dicho que no juzgue sin saber qué circunstancias han rodeado el caso. Pero me da igual. Podría haberla dejado en la puerta del vecino, dentro de una iglesia, en un portal, que lo entregue en adopción... Se me ocurren otras soluciones mejores que la que tomó. ¿Echarla a un contenedor? Eso no se pueda hacer. Demuestra que lo que quería era matarla, que muriera. Y a eso no hay derecho. A un niña que no tiene ninguna protección...».

Y Eneko afirma que lo habría conseguido «si aquella noche no me hubiese quedado después del trabajo en el Garagar. Y no sé por qué lo hice, porque en otras ocasiones me voy enseguida. Pero aquella vez no. Está claro que tenía que ser yo quien tenía que salvarla. El destino nos ha unido».

Aun cuando a Eneko no le permitieron ver a la menor a las pocas horas de que fuera rescatada, no cabe duda de que le agradaría recibir una llamada que revocara aquella decisión. «Claro que me gustaría verla. Ya sé que se encuentra bien, que está perfectamente atendida en una familia de acogida, pero aun y todo me gustaría verla».

Ane permaneció 48 horas en el Hospital Materno Infantil de Donostia y posteriormente la Diputación asumió su tutela y la trasladó a una familia de acogida de urgencia, donde permanecerá provisionalmente mientras se valoran las circunstancias de su abandono y se determina la medida de protección más beneficiosa.

La Ertzaintza, por su parte, prosigue con las investigaciones para dar con la madre.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate