Diario Vasco

Euskadi premia la labor en Grecia de Zaporeak y Salvamento Marítimo

  • El Gobierno Vasco también ha premiado este año a la Comunidad de Sant Egidio

El Gobierno Vasco ha reconocido la labor solidaria que realizan los voluntarios de las asociaciones guipuzcoanas Zaporeak-Sabores Solidarios y Salvamento Marítimo Humanitario (SMH) otorgándoles el 'Premio René Cassin 2016'. La primero es una actividad solidario-gastronómica llevada a cabo por 'Intxaurrondotik Wukrora Elkartea', que tiene como objetivo dar de comer a diario a las personas refugiadas, en colaboración con los grupos que operan en la isla de Chíos (Grecia).

La oenegé ghuipuzcoana Salvamento Marítimo Humanitario (SMH) por su parte fue creada en noviembre de 2015 ante la crisis humanitaria del Mar Egeo (Grecia). El objetivo de la organización es «salvaguardar» la vida de las personas que huyen de guerras y persecuciones por mar la mar.

Uno de los promotores de Zaporeak, Peio García Amiano, se mostraba ayer orgulloso del reconocimiento recibido sobre todo por «la labor que están realizando los voluntarios y el pueblo vasco que tanto nos apoya». Asimismo, reconoció que el galardón sirve de «espaldarazo y revulsivo para seguir trabajando como hasta ahora. He recibido un montón de mensajes de apoyo y felicitación de personas conocidas y me emociono mucho. Lo que más me llena es que la gente nos reconozca».

La oenegé guipuzcoana da de comer a 1.700 personas, una bandeja por persona en la que hay tres platos. El presupuesto es de 50.000 euros al mes. Gracias a la nueva cocina que estrenaron el pasado mes de octubre el trabajo de los cocineros se ha vuelto algo más cómoda. Tanto es así que reparten comida cada vez más similar a la que los refugiados degustaban en sus países de origen.

Sant Egidio

El Gobierno Vasco también ha premiado este año a la Comunidad de Sant Egidio. El premio será entregado por el lehendakari, Iñigo Urkullu, en un acto que se celebrará en Vitoria el 12 de diciembre, con ocasión del 'Día Internacional de los Derechos Humanos', que se conmemora el próximo día 10, según informó el Gobierno Vasco en un comunicado.

La Comunidad de Sant Egidio trabaja desde hace decenios en el diálogo interreligioso, el hermanamiento entre los pueblos, la lucha contra la pobreza o la abolición de la pena de muerte. Ante el drama de las personas refugiadas, esta comunidad ha creado los llamados 'corredores humanitarios', y se ha implicado en una labor de mediación entre las autoridades italianas y la sociedad civil, que permita el tránsito de refugiados.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate