Diario Vasco

Los ladrones del Todo Todo robaron también en otro súper de Amara

Un empleado desciende por una escalera ayer durante las labores de limpieza.
Un empleado desciende por una escalera ayer durante las labores de limpieza. / PEÑALBA
  • Se cree que son los mismos integrantes que asaltaron hace tres semanas otro establecimiento de la cadena y forzaron la caja de seguridad

El intento de robo la madrugada del lunes en el supermercado Todo Todo del barrio donostiarra de Intxaurrondo no fue una acción aislada. Hace tres semanas, posiblemente los integrantes de la banda asaltaron otro establecimiento que la misma cadena tiene en Amara, de donde se llevaron el dinero de la caja fuerte. El método que utilizaron entonces fue el mismo que han puesto en práctica esta última vez. Así lo desveló ayer un responsable del negocio siniestrado.

Veinticuatro horas después del incendio, el aire era aún irrespirable en el interior del establecimiento. Cinco minutos dentro del local bastan para que la garganta se resienta. Las partículas tóxicas que todavía permanecen en suspensión obligan a los empleados que se afanan en las labores de limpieza y retirada del género a hacer uso de respiradores con filtros de protección.

Un paseo sobre el hollín deja en evidencia los graves daños que el establecimiento ha sufrido. El siniestro se produjo poco antes de las tres de madrugada cuando una banda, integrada por dos o tres personas, intentó acceder al supermercado con el propósito de perpetrar un robo. Los autores usaron un soplete para realizar un boquete en una puerta metálica que da acceso al almacén. La elevada temperatura hizo que prendieran unos palés que había justo detrás del portón.

En los minutos siguientes las llamas se propagaron a otras dependencias. El fuego, además, hizo que dieciséis familias tuvieran que abandonar sus casas como medida de seguridad. Finalmente, los bomberos sofocaron las llamas.

Uno de los encargados del supermercado expresó ayer sus sospechas de que la autoría de este intento de robo con destrozos incluidos, era obra de las mismas personas que hace tres semanas consumaron otro asalto en el Todo Todo de la calle José María Salaberria, en Amara. Al igual que ahora, entonces, los autores realizaron un boquete de un tamaño similar al que realizaron el lunes. Se trata de un hueco de reducido tamaño por el que parece poco menos que imposible que alguien pueda entrar. «Tú y y no podemos, pero alguno de ellos sí que lo hace», afirma.

Según el encargado, el objetivo de los ladrones no era el de hacer acopio de los productos expuestos para la venta. «Que va, ellos van a por las cajas fuertes. Van directos a ellas y si no las pueden abrir ni llevárselas, le hacen un agujero por la parte trasera y se apoderan del dinero».

Un duro revés

El incendio que siguió a la tentativa de robo ha supuesto un serio revés para la economía del establecimiento que, con veinte años de antigüedad, se disponía a iniciar la campaña de Navidad. «Todo el mundo sabe que es una de las más importantes del año; supone una inyección para las cuentas», afirma.

El siniestro, además, ha hecho que nada de lo que había en los expositores haya podido ser recuperado, de manera que las pérdidas han sido totales. «Esto hay que tirarlo todo, nada sirve. Está lleno de hollín», afirma.

Aun cuando las labores de limpieza llevan buen ritmo, los gestores del súper dudan si podrán reabrirlo para Navidad. «Es que solo entre tirar lo que no sirve y limpiar, nos va a llevar unos diez días», señaló.

Ayer también se llevaron a cabo, los trabajos de reparación de las conducciones de la bajante de aguas de la comunidad de vecinos que quedaron calcinadas a causa del fuego.

Agentes de la Ertzaintza efectuaron durante la mañana una inspección en busca de pistas que pudieran conducirles hasta los autores.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate