Diario Vasco

El centro de menores UBA en Donostia se llena por encima de sus plazas disponibles

Los centros de menores tutelados por la Diputación en Gipuzkoa están prácticamente llenos, una situación derivada del aumento de casos de desprotección detectados en el territorio y en la que destaca el recurso UBA en Donostia, destinado a la atención inmediata, a la acogida de menores extranjeros no acompañados y al programa de seguimiento de medidas judiciales para aquellos adolescentes que deben cumplir una medida judicial de internamiento en un centro de reforma.

UBA cuenta con 22 plazas disponibles, pero la media de ocupación este año alcanza la cifra de 27, según datos del Departamento de Política Social en respuesta a un escrito de EH Bildu. La coalición abertzale muestra su «gran preocupación» por el hecho de que «la red, en general, está muy llena; y el centro UBA, a su vez, desbordado», por lo que pregunta a la diputada del área, Maite Peña, qué medidas tomará para mejorar la red de menores y para resolver el problema de «saturación» de UBA. También recuerda que recientemente se ha acordado el convenio laboral de intervención social, en el que se prevé que el aumento salarial será de 2-2,5% entre el personal que trabaja en estos centros. «Por tanto, con este panorama, difícilmente va a aumentar el número de plazas, y difícilmente se abonará el convenio laboral renovado», afirma en su escrito EH Bildu en el que denuncia una reducción de 350.000 euros de la partida la partida para la gestión de centros de guarda.

Más menores de paso

La Diputación niega tal reducción y asegura que la partida, desglosada en otros conceptos, sube en 448.000 euros. Sí reconoce que el centro opera por encima de su capacidad y lo atribuye a que «este año ha tenido una incidencia notable el control férreo de la frontera que ha hecho Francia», lo que se ha traducido en que se hayan quedado más tiempo del previsto menores con destino a otros países. El departamento está «explorando vías para poder dar respuesta a estas diferentes realidades», afirma a la vez que reitera por otro lado su apuesta por el acogimiento familiar.

Las estancias en UBA, con elevada rotación, son muy cortas, de hecho hay chavales que están un solo día. En lo que va de año han entrado 276 menores y las bajas han sido de 280. En total, contabilizan 297 chavales atendidos. Muchos, además, llegan indocumentados y tras comprobar sus datos a veces se demuestra que son mayores de edad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate