Diario Vasco

La Gran Recogida se consolida

vídeo

Ayer por la tarde comenzaron a llenar la segunda nave. / ARIZMENDI

  • El Banco de Alimentos afirma que «las cifras son similares» a 2015

El trabajo sigue siendo frenético en los almacenes del Banco de Alimentos de Gipuzkoa en Oiartzun y Bergara. Desde que el pasado viernes comenzaran a llegar los primeros alimentos de la Gran Recogida los voluntarios de la oenegé no han parado de clasificar botes de conservas, paquetes de arroz o cajas de leche. Las estanterías que permanecían vacías se han llenado con miles de kilos de solidaridad. Un año más Gipuzkoa ha respondido a la llamada que se realizó para participar en la iniciativa. «Estamos muy satisfechos porque el mensaje que mandamos a los guipuzcoanos ha calado», subrayaron ayer los organizadores.

Buen ejemplo de que el mensaje ha calado entre los guipuzcoanos es que el sistema de los bonos ha sufrido «un aumento considerable. Desde los supermercados nos dicen que la respuesta ha sido muy buena, pero aún no tenemos los datos», explicó el responsable de la Gran Recogida en Gipuzkoa, Carlos Martínez. Este año han hecho especial hincapié en que se adquirieran estos bonos, ya que de esta manera se ha podido donar una cantidad de dinero en los establecimientos que después el Banco utilizará para comprar alimentos perecederos y que escasean a lo largo del año. De este modo, «cuando tengamos necesidad de conseguir alimentos nosotros acudiremos hasta el establecimiento y los recogeremos por el valor que la gente haya donado», explicó Martínez.

El dinero recaudado gracias a los bonos, sumado a los kilos de alimentos que han donado los guipuzcoanos «nos ayudará a ir tirando durante todo el año», confirmó Martínez, mientras trabajaba sin descanso en la descarga de las cajas de alimentos que llegaban hasta el almacén de Oiartzun. Ayer por la tarde comenzaron a llenar la segunda nave. El objetivo era que cada guipuzcoano pudiera donar un kilo de comida, es decir, unos 700.000. «Aún es pronto para saber hasta dónde llegaremos», se sinceró Martínez, aunque «si hacemos las mismas cifras que el año pasado andaremos muy cómodos», sentenció.

El movimiento ha sido incesante este fin de semana. El sábado a última hora ya habían recaudado 200.000 kilos de alimentos «sin contar los de varios grandes supermercados». Aún así, el aumento de la utilización de los bonos ha conllevado que en cantidad de kilos se hayan recogido «menos alimentos que el año pasado. Al final fue el llamamiento que realizamos y la gente ha respondido». El presidente del Banco en Gipuzkoa, José Manuel Pineda, confirmó que «si sumamos los kilos y los bonos estaremos igual o mejor que el año pasado».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate