Diario Vasco

Ficoba se consolida en Irun para completar la oferta del territorio

  • El recinto ferial acoge 250 eventos al año y genera un impacto económico de 9 milllones

Son «los pabellones de Gipuzkoa», el espacio para citas que requieren mucho espacio, aunque también acogen reuniones de empresa, eventos culturales, galas... En total, se celebran unos 250 al año en Ficoba, muchos pequeños y otros grandes. «Del total un 6-7% son ferias grandes y exposiciones, los que ocupan los pabellones, unos 25 al año», explica Ander Sarraeta, gerente del recinto irunés. Entre estas ferias hay «de todo»: Bioterra, Ficoauto o la feria de Navidad del puente de diciembre, «la que más visitantes atrae de Gipuzkoa y puede llegar a 25.000 en tres días».

Las cifras que arroja el recinto ferial son positivas, según explica Sarraeta. Desde 2011 se han doblado los ingresos por eventos, y el año pasado el número creció un 13% respecto al anterior. Este año igualarán al pasado. Toda esta actividad genera un impacto económico que para este año se calcula en unos 9 millones de euros. Las ferias son las que más dinero dejan, porque no hay que olvidar que la mayoría de expositores son empresas de fuera y además de alojamiento o taxi requieren otro tipo de servicios, como paquetería, transporte, carpintería, albañilería o electricistas para montar el stand, además de los servicios de azafata, traducción o seguridad que precisan estos eventos. «Nuestro equipo está compuesto por 11 personas, pero si añadimos a todos los que trabajan en el entorno podemos llegar a los 40. Si nos va bien, somos tractores de empleo y es lo que tenemos que conseguir, que se genere más actividad».

A pesar de que a Ficoba le va «bien», cumpla el presupuesto y tenga superávit, el objetivo es intentar captar a eventos «de más valor, ferias profesionales, un aspecto que en Gipuzkoa tenemos sin desarrollar. Hay poca tradición ferial de empresa y eso lo tenemos que desbloquear para generar ferias profesionales y eventos que quizás tienen un 50% más de valor. Si conseguimos atraer este tipo de eventos, vamos a dar un salto cualitativo importante», explica Sarraeta, a quien le gusta decir «que lo mejor queda por venir».

Por su ubicación, Ficoba tiene una relación natural con Francia, y, en ese sentido, tiene «una labor muy bonita de desdibujar la frontera», pero no es un recinto irunés, ya que el 70% de los visitantes son de fuera de la ciudad fronteriza, mayormente del resto de Gipuzkoa, también de Navarra, Araba y Bizkaia.

Sarraeta recuerda que Ficoba es «muy bueno» para San Sebastián, «para el desarrollo de congresos que necesitan espacio alternativo, para cenas de gala, o exposiciones que vayan con un congreso potente en Donostia, ahí vamos a jugar un papel complementario. Si queremos ser competitivos con Bizkaia, Madrid y Barcelona, hace falta infraestructuras que se complementen para determinados tipos de eventos».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate