Diario Vasco

La Gran Recogida, a buen ritmo

vídeo

Voluntarios llenan cajas de alimentos en Errenteria / Foto: Arizmendi | Vídeo: Ainhoa Múgica

  • El Banco de Alimentos destaca «el buen funcionamiento» de los bonos de cinco y tres euros

  • 1.500 voluntarios y 75 establecimientos participarán entre hoy y mañana en la iniciativa, que aspira a superar los 620.000 kilos

La Gran Recogida ha arrancado a buen ritmo en los más de 75 establecimientos guipuzcoanos que participan entre hoy y mañana en la iniciativa del Banco de Alimentos.

Con la ayuda de 1.500 voluntarios, los organizadores aspiran a superar los 620.000 kilos del pasado año. Para lograrlo, quien quiera aportar su granito de arena para ayudar a los más desfavorecidos tiene dos vías a su alcance: donar alimentos a los voluntarios que esperan en las tiendas del territorio o comprar los bonos de cinco y tres euros que han puesto a disposición de los guipuzcoanos.

  • Imparable Gran Recogida

"La venta de bonos está funcionando muy bien", ha señalado Carlos Martínez, responsable de La Gran Recogida. Las sensaciones son muy buenas y si bien el mismo Martínez reconoce que tal vez no se recoja el mismo número de kilos que el año pasado sí que es muy probable que se supere el número de bonos que adquiere la gente por lo que, al final, en términos globales, se alcance la misma cifra que en 2015.

En el Mercado de San Martín de San Sebastián se han llenado rápidamente las primeras cajas de alimentos que han viajado ya a las estanterías de los almacenes de Oiartzun y Bergara. También se trabaja sin parar en el centro comercial Arcco del barrio de Amara, donde algunos voluntarios ya aventuran a asegurar que se está recogiendo más que otros años.

En cuanto a los alimentos que necesitan recoger esta edición, el presidente del Banco de Alimentos de Gipuzkoa, José Manuel Pineda, hizo hincapié en que la gente que se acerque hasta los establecimientos adheridos además de arroz o legumbres done «cacao en polvo, leche, galletas o conservas de pescado y verduras que se demandan mucho. Además, los padres suelen pedir leche de continuación o potitos que son bastantes caros. Incluso también repartimos pañales. Mucha gente no los sabe, pero es importantes que los puedan donar».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate