Diario Vasco

Donostia reclama a Interior que ejecute con «urgencia» la cárcel de Zubieta

Andreu Roca, presidente de SIEP, y Enrique Ramos, concejal de Urbanismo, en la firma de ayer.
Andreu Roca, presidente de SIEP, y Enrique Ramos, concejal de Urbanismo, en la firma de ayer.
  • Representantes de SIEP firmaron ayer la compraventa del terreno para construir la futura prisión, pero evitaron poner fecha a la licitación

El proyecto de construcción de la futura cárcel de Zubieta cumplió ayer un nuevo hito que puede ser el preludio de la aceleración de su ejecución. Representantes de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (SIEP SME S.A.) visitaron ayer Donostia para proceder a la compra (2,08 millones de euros, IVA incluido) de los terrenos en los que se erigirá la futura prisión al Ayuntamiento de Donostia. Eso sí, Andreu Roca, presidente del organismo dependiente del Ministerio del Interior, evitó poner fecha a la licitación de la obra y remitió esta decisión a la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado de 2017 y a la posibilidad de que se incluyan partidas para la construcción de la cárcel, según señalaron a DV fuentes del Ayuntamiento de Donostia.

En la reunión, encabezó la delegación municipal Enrique Ramos, concejal de Urbanismo, acompañado de Iñaki Gurrutxaga, director de Gabinete del alcalde Eneko Goia. El encuentro, según estas fuentes, transcurrió en un ambiente «constructivo y cordial», lo que no evitó que los representantes del Ayuntamiento reiteraran a SIEP «la necesidad de que se desbloquee con urgencia la construcción de la nueva cárcel». No en vano, se trata de una «cuestión estratégica y prioritaria» para la ciudad.

Tras el encuentro, Ramos declaró que la ubicación del actual penal de Martutene, construido en 1948, condiciona el desarrollo urbanístico de Donostia en Txomin Enea. Por este motivo, calificó como «fundamental» que se derribe la vieja cárcel y se construya la nueva. Asimismo, recordó que la futura prisión mejorará «sustancial y radicalmente» las condiciones del penal de Martutene para los internos.

A ello hay que sumar la delicada situación urbanística en la que se quedará la actual prisión de Martutene, toda vez que la cota del desarrollo residencial de la primera fase de Txomin se ha subido tres metros para evitar inundaciones, recordaron fuentes municipales.

A pesar de que no lograron arrancar un compromiso de SIEP para licitar la obra el año que viene, Ramos calificó la reunión de ayer como «un paso muy importante, pero no definitivo» en el proyecto de la cárcel.

Los Presupuestos del Estado de 2017 y la voluntad del Ministerio del Interior determinarán si se licita la cárcel de una vez por todas o habrá que esperar. El presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, asegura que hay un compromiso del Gobierno para destinar partidas el año que viene. La obra principal asciende a 64 millones de euros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate