Diario Vasco

Los controles en la frontera se mantendrán el año que viene por las elecciones francesas

  • El país galo celebra comicios presidenciales en abril, legislativas en junio y senatoriales en septiembre

Los usuarios que utilicen la AP-8 en la frontera de Biriatou tienen que armarse de paciencia. Los controles de seguridad a cargo de la Policía francesa se van a prolongar, al menos, hasta la primavera del año que viene, lo que significa que los atascos en la carretera, en sentido Baiona, van a continuar si no se toman medidas distintas a las que se han aplicado hasta la fecha.

Así lo ha avanzado estos días el primer ministro galo, Manuel Valls. El Gobierno francés pretende prolongar el estado de emergencia, en vigor desde los atentados yihadistas de París del 13 de noviembre de 2015, durante las elecciones de 2017, año en el que Francia celebrará presidenciales y legislativas.

Las primeras está previsto que se celebren en primavera. La primera vuelta tendrá lugar el 23 de abril y, si es necesario, la segunda vuelta será el 7 de mayo. Los comicios legislativos están previstos para el 11 y 18 de junio. Finalmente, el año electoral se cerrará con las elecciones al Senado, que tendrán lugar el 24 de septiembre. No obstante todo hace indicar que, de momento el estado de emergencia se prolongará hasta las presidenciales.

Para mantener la seguridad en el país, el primer ministro, Manuel Valls, propondrá al Parlamento una nueva prolongación del estado de emergencia -que expira en enero próximo- durante la sesión de control al Ejecutivo.

A este lado de la muga, el mantenimiento de los controles supondrá más jornadas de atascos, como las que se han vivido desde que el pasado 13 de noviembre de 2015. Ayer mismo, se registraron colas de hasta seis kilómetros en la fronmtera de Biriatou, según Tráfico del Gobierno Vasco.

Durante estos doce meses, tanto desde la patronal del Transporte de Gipuzkoa, Guitrans, como desde el sindicato de transportistas autónomos Hiru, han puesto el grito en el cielo denunciando la situación que viven día tras día y que causa importantes perjuicios económicos en su actividad. Durante un año, la patronal Guitrans ha llevado a cabo un seguimiento de los días de atasco en la frontera a causa de los controles. Y las cifras hablan por sí solas. Desde el 13 de noviembre de 2015, cuando se iniciaron los controles tras los atentados de París, se han registrado 291 días de retenciones. Dicho de otro modo: ha habido atasco en la AP-8, en Biriatou, en sentido Francia, en el 80% de las jornadas.

Más en agosto

El estudio que ha realizado Guitrans diferencia distintas etapas en los controles. La primera, desde el 13 de noviembre de 2015 al 31 de julio de 2016, en donde se registraron 219 días de huelga (83% de los días).

Luego se destaca lo ocurrido en el mes de agosto en donde «a los controles se sumó el intenso tráfico vacacional». En total, hubo 29 días de retenciones, es decir, el 93% de las jornadas. «En el mes de agosto, la suma de los controles y del tráfico vacacional ha dado como fruto que la frontera haya estado permanentemente colapsada», añaden en Guitrans. La última etapa es del 1 de septiembre hasta ahora, en el que las retenciones se han reducido (43 días), tras la relajación de los controles en la frontera. Pero no han desaparecido.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate