Diario Vasco

Artroscopia en la mandíbula o en el dedo gordo del pie

Cuando se habla de cirugía mínimamente invasiva, en general se refiere a intervenciones que se realizan por pequeñas incisiones. Todos los tipos de endoscopia lo son. En traumatología, la la artroscopia es la más conocida y extendida pero, como recuerda Ricardo Cuéllar, también pueden considerarse como mínimamente invasivas las denominadas cirugías percutáneas (traspasar la piel por pequeñas incisiones) del pie o la microdiscectomía (resección de las hernias de disco) endoscópica o microscópica de la columna.

En el caso de la artroscopia, «consiste en acceder al interior de una articulación a través de pequeñas incisiones en la piel, se puede aplicar a todas las articulaciones», explica el experto. Aunque las más conocidas son la rodilla, el hombro y la cadera, se puede realizar también artroscopia en la articulación de la mandíbula o en el dedo gordo del pie. «Pero hay que comprender que se trata solamente de una forma de entrar a una articulación y que ello no puede evitar que los especialistas hayamos hecho un buen diagnóstico y una correcta indicación quirúrgica, escalones básicos para obtener un buen resultado», insiste.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate