La Gran Recogida gana fieles

Voluntarios trabajan durante la Gran Recogida del año pasado./
Voluntarios trabajan durante la Gran Recogida del año pasado.

El número de establecimientos adheridos este año para la iniciativa del viernes y sábado aumenta a 75

IRAITZ VÁZQUEZSAN SEBASTIÁN

Las estanterías de los almacenes del Banco de Alimentos de Gipuzkoa en Oiartzun y Bergara ya aguardan para que este fin de semana la ola de solidaridad de los guipuzcoanos la llenen con miles de kilos de alimentos. 626.850 kilos de comida durante la campaña del años pasado, esa es la cifra que los organizadores de la Gran Recogida estarían encantados de superar, a pesar de que saben que «es muy difícil que podamos llegar a esos números. Si los igualamos será un éxito», reconoce el presidente de la oenegé, José Manuel Pineda. Para esa labor contarán con el inestimable apoyo de 75 establecimientos del territorio -dos más que en 2015- y 1.500 voluntarios.

Un bote de cacao en polvo o conservas de verduras y pescados, cada granito de arena aportado por los guipuzcoanos será bienvenido para ayudar a los más desfavorecidos. Desde el Banco de Alimentos ponen el acento en que además de legumbres o arroz «que siempre nos llegan desde diferentes vías», la gente también done «leche, galletas o potitos para que los más jóvenes puedan desayunar por las mañanas, que al final es lo más caro. El 25% de lo que nos demanda la gente es leche, por eso es tan importante», subraya. La oenegé guipuzcoana recuerda que, además de comida, también reparten otra serie de necesidades básicas como pueden ser pañales. «Mucha gente no lo sabe y es interesante que conozca que también tenemos estas necesidades», explica Pineda.

kilos de alimentos

626.850
se recogieron el año pasado, mientras que en 2014 la cifra llegó a alcanzar los 575.000 kilos.

personas

24.522
fueron atendidas por el Banco de Alimentos en el año 2014. Este año esperan ayudar a 20.145.

La campaña de la Gran Recogida es de vital importancia para la labor que realiza el Banco de Alimentos. Buena prueba de ello es que el 30% de los alimentos que repartirán durante los próximos 365 días se recogerá este viernes y sábado. Las tres ediciones anteriores han valido para que los voluntarios que participarán este fin de semana conozcan al dedillo la labor que deben realizar. Es más, Pineda asegura que han aprendido de los errores del pasado y ahora «ya no nos pasan cosas que nos ocurrían antes. Por ejemplo, el trabajo de clasificar las comidas es una de las más costosas y ya hemos aprendido a hacerlo bien», explica el presidente.

El número de furgonetas que participarán este viernes y sábado en el transporte de los alimentos es buen ejemplo del vuelco que ha dado la Gran Recogida desde que comenzó su andadura hace ahora cuatro años. Desde Gureak, por ejemplo, les han dejado cuatro furgonetas grandes para el sábado. «Incluso los conducirán sus voluntarios», explica Pineda. Esta situación dista mucho a la que vivieron la primera edición cuando era «casi imposible conseguir transporte para llevar o traer los alimentos que nos donaban», recuerda el presidente del Banco de Alimentos de Gipuzkoa. «Ahora nos salen por todas partes», dice con orgullo.

Los voluntarios que participarán en la Gran Recogida también están preparados para dar los mejor de ellos. 1.500 serán los guipuzcoanos que pondrán todo su empeño para que todo salga a la perfección. «Ya son expertos en la labor que realizan. Saben muy bien lo que tienen que hacer y todo saldrá a la perfección», asegura Pineda. Desde el Banco de Alimentos lanzaron el pasado lunes un llamamiento por la necesidad de voluntarios que había en localidades como Irun, Eibar o Tolosa. Pineda explica que todos los huecos ya están cubiertos y «no necesitamos más gente».

Además, este año pondrán de nuevo en marcha un sistema de bonos a tres y cinco euros, a través de los cuales quien lo desee podrá donar una cantidad de dinero en los establecimientos que después el Banco utiliza para comprar alimentos perecederos y que escasean a lo largo del año. De este modo, «cuando tengamos necesidad de conseguir alimentos nosotros acudiremos hasta el establecimiento y los recogeremos por el valor que la gente haya donado», afirma Pineda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos