Diario Vasco

La negociación arranca con la sombra de los conflictos anteriores

  • Mañana se constituye la mesa negociadora del sector, con la novedad de que se sientan cuatro asociaciones patronales

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

La negociación del convenio colectivo del sector de las residencias de mayores cuenta con suficientes antecedentes como para poder atisbar que será un proceso largo y, salvo sorpresa, complejo, con la sobra de los conflictos anteriores que derivaron en huelgas. ELA, sindicato mayoritario en el sector, ya ha mostrado sus cartas de salida: no va a permitir que se rebajen las condiciones laborales logradas en los anteriores pactos de 2015, cuando gobernaba Bildu, que terció en la negociación a favor de los trabajadores. Las empresas, de momento, guardan silencio a la espera de que arranquen esas conversaciones. Y la Diputación, aunque no se sienta, sí ha pedido «responsabilidad» a ambas partes, con las que se reunió ayer. En ese encuentro, la diputada de Política Social, Maite Peña, advirtió que la institución foral asumirá «sus compromisos adquiridos, con 300 nuevas plazas concertadas de aquí a 2020, y con mejores laborales dentro del escenario presupuestario», un planteamiento que pretende dar «estabilidad a lo largo del periodo». Ese marco, dijo Peña a través de una nota de prensa, se guiará por el principio de «la eficiencia en el gasto y la igualdad de oportunidades» de los ciudadanos. La diputada insistió en que su departamento apuesta por mejoras en la calidad de la atención, y que en cuanto a la gestión, fomentará «la igualdad y progresiva armonización» de las condiciones laborales, algo para lo que considera «muy importante» la firma del convenio sectorial, siempre «desde el respeto absoluto» a la autonomía de la negociación colectiva.

La sesión de mañana servirá para constituir la mesa negociadora y discernir la representatividad de cada una de la partes, tanto sindical como patronal. Como novedad, en el lado de las empresas se sentarán cuatro representantes de diferentes asociaciones: Adegi y Lares, ambas ya presentes en anteriores negociaciones, a los que se suma la asociación empresarial Garen y por primera vez Matia 2020 (que representa a Matia Fundazioa, Gerozerlan, Petra Lekuona y el Instituto Gerontológico Matia), antes bajo el paraguas de Lares.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate