Diario Vasco

El Black Friday llega con fuerza a Gipuzkoa

Una persona camina junto al escaparate de Pukas en San Sebastián, que hará descuentos.
Una persona camina junto al escaparate de Pukas en San Sebastián, que hará descuentos. / MICHELENA
  • Desde la Federación Mercantil recuerdan que las grandes superficies «aumentan el periodo a varios días, lo que afecta al pequeño comercio»

  • El viernes habrá descuentos de hasta el 50% en los comercios

El Black Friday (viernes negro) ha conquistado a los guipuzcoanos. Cada vez son más los consumidores del territorio los que se suman a la ola de descuentos que ofrece esta iniciativa de origen norteamericano. Desde ropa, pasando por aparatos tecnológicos, y hasta decoración hogareña o electrodomésticos, son muchos los bienes de consumo que el próximo viernes se podrán comprar a precios rebajados en establecimientos de Gipuzkoa. En un mundo globalizado como el actual, cada iniciativa exitosa que surge a un lado o al otro del océano enseguida triunfa a lo largo del planeta. Y el del Black Friday es un buen ejemplo.

El del viernes negro es una tradición importada desde los EE UU en la que los comercios aplican grandes descuentos el día después de Acción de Gracias, ese último jueves de noviembre en el que las familias se reúnen para cenar pavo, una estampa tantas veces retratada en el cine. Hasta ahora las grandes superficies y sobre todo las tiendas online habían importado esta costumbre a Gipuzkoa, pero desde el año pasado al boom del fenómeno se ha sumado también el pequeño comercio, explican desde la Federación Mercantil de Gipuzkoa.

Hasta hace dos años, antes del desembarco del Black Friday en Gipuzkoa, la campaña de ventas de Navidad comenzaba «con el puente de la Constitución». Pero la llegada de la iniciativa parece que ha provocado un vuelco en los hábitos de compra de los guipuzcoanos. «Desde hace dos años podemos decir que los comercios lo están aceptando de buen grado y la campaña de invierno se ha adelantado. Creemos que es buena noticia para los comerciantes. Es una oportunidad y podemos decir que da el pistoletazo de salida a la Navidad», aseguran.

A pesar de ser una oportunidad para que los comerciantes puedan dar a conocer sus productos, desde la Federación Mercantil alertan de que también puede suponer una amenaza para el pequeño comercio. «Hemos comenzado a notar que las grandes cadenas además de participar en el Black Friday, en un único día, están aumentando esta posibilidad a más días de la semana», explican. A su juicio, esta nueva modalidad puede provocar que «se desvirtúe esta iniciativa y consiga confundir al comprador y se crea que esta iniciativa dura más de un día», añaden. «Prolongarlo solo se lo pueden permitir las grandes superficies y en muchas ocasiones una oportunidad se puede convertir en un problema».

Entre las marcas locales que se han sumado al Black Friday está, por ejemplo, Pukas Surf. Llevan participando tres o cuatro años de la iniciativa pero «la conocíamos desde hace varios años porque solemos viajar bastante a Estados Unidos». Para ellos, se trata de un día «al que hay que sumarse porque si no te quedas fuera del círculo y por el público que tenemos creemos que es muy interesante». Los descuentos en la tienda de la calle Mayor de San Sebastián llegarán incluso hasta el 50% en algunos productos. Pero este año, además, al igual que el pasado, en su local de Oiartzun abrirán una «una especie de Pop Up con materiales duros como tablas para que la gente pueda ir, aunque la oportunidad será el viernes», puntualizan.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate