Diario Vasco

El 'megatruck' que recorrió Gipuzkoa hace 50 años

Imagen del vagón el día que partió hacia Guadalajara con toda la plantilla de Ramón Múgica S.A de Irun.
Imagen del vagón el día que partió hacia Guadalajara con toda la plantilla de Ramón Múgica S.A de Irun.
  • Un enorme vagón de tren de cien metros de longitud atravesó Gipuzkoa hace ahora 50 años

  • Se construyó en Herederos de Ramón Múgica S.A. de Irun y guarda similitudes con el gran camión que ahora busca llegar a Sangüesa

El 'megatruck' de cien metros de longitud que ha alterado el tráfico de las carreteras de Gipuzkoa las últimas noches ha sido el camión más grande que jamás ha circulado por la red viaria vasca. Pero no el transporte más extraordinario que nunca haya atravesado el territorio. Su andadura no causó tanto eco mediático como está logrando el 'megacamión', pero fue todo un hito para los responsables de la empresa Herederos de Ramón Múgica S.A. de Irun, que hace cincuenta construyeron un enorme vagón de ferrocarril para transportas piezas de tamaño descomunal. «Entonces, era el más grande de Europa», explica Sebastián Agirretxe, quien fue director de fabricación de la factoría irundarra.

Las andanzas del transporte especial que han salido publicadas durante esta semana en este periódico han refrescado la memoria de Agirretxe. Las similitudes entre ambos casos son asombrosas. «Me ha recordado al trabajo que realizamos hace cincuenta años, aunque no tuvo tanto eco mediático pero creo que mereció tenerlo», asegura. La singularidad de aquel vagón es que fue fabricado en Gipuzkoa por una plantilla de trabajadores que «superaba las cien personas». Aún así, Agirretxe reconoce que «probablemente en aquella época no éramos conscientes de lo que estábamos fabricando, ahora con el paso del tiempo te das cuenta de los que conseguimos». Nada más y nada menos que el mayor vagón de Europa. «En nuestra época tampoco había posibilidad de mandar vídeos de manera directa como ahora. Igual hubiésemos conseguido más notoriedad. Además, para la gente seguir un tren era más complicado que por carretera», explica el responsable de fabricación de Ramón Múgica S.A.

No era la primera vez que en la empresa irundarra afrontaban la construcción de un 'megavagón' de estas características. Es más, estaban acostumbrados a realizar grandes construcciones, pero el de hace medio siglo fue el más contundente. «Era uno más de tantos vagones. Solíamos construir para transportar azúcar o gasolina». El vagón que salió hace cincuenta años de la empresa Herederos de Ramón Múgica S.A. tenía como destino la central nuclear de Zorita, en Guadalajara, y que en la actualidad está clausurada. Antes tuvo que hacer una parada en el puerto de Cartagena para cargar la pieza de la central.

Minucioso proceso

Sebastián Agirretxe recuerda como si fuera ayer el minucioso proceso de carga que se llevó a cabo en el puerto de Cartagena. «Cuando vi la enorme pieza que había que cargar en el vagón pensé que habría que necesitar un ejército de personas para hacerlo», explica. Pero cuál fue su sorpresa que un único trabajador fue capaz de realizar la maniobra. «Todavía me causa asombro ver a aquella persona de origen yugoslavo manejar los mandos de la grúa y cómo daba instrucciones a las personas que estaban en tierra ayudándole, fue increíble. No he vuelto a ver jamás nada similar».

En todo momento, Agirretxe se encargó de supervisar cada movimiento del vagón hasta el puerto de Cartagena «por si pudiera haber algún problema durante el trayecto», incide. «El recorrido de ida se hizo en vacío para ir comprobando 'in situ' las dificultades, curvas y túneles que el transporte iba a encontrar en su viaje con la carga normal», subraya. Una vez en tierras murcianas, y cuando el convoy partió en dirección a Guadalajara sin ningún contratiempo, el responsable de la empresa irundarra supo que su misión había terminado de manera satisfactoria. «Cuando el vagón comenzó a circular supe que el trabajo estaba muy bien hecho y la felicidad fue enorme», reconoce alegre.

Ha pasado medio siglo pero el de transportar piezas de enorme tamaño no ha variado demasiado. Todos estos años los único que ha cambiado es la vía por donde circulan estos 'megatransportes', mientras uno lo hace por carretera el otro lo hizo sobre raíles. Pero las dos piezas llegaron en barco hasta el puerto de Pasaia o Cartagena. Agirretxe recuerda que el vagón junto a la locomotora llegó a medir más de cien metros, una longitud similar al 'megatruck' que ha circulado estos días por la red viaria guipuzcoana.

El peso, los ejes o los movimientos también son otras similitudes entre ambos transportes. «Al final no ha cambiado demasiado. Viendo las fotos que han salido estos días en prensa me he dado cuenta de que el transporte está siendo bastante similar»,comenta Agirretxe. Así, en ambos casos han sido necesarios cuarenta ejes para transportar las piezas, mientras que han contado con un sistema hidráulico gracias al cual han conseguido mover la pesada carga hacia uno u otro lado para salvar las dificultades que puedan ir surgiendo durante el trayecto.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate