Diario Vasco

El 'megatruck' se queda aparcado en Etzegarate a la espera de permisos

vídeo

Salida de la última etapa guipuzcoana del camión, anoche desde la gasolinera de Ikaztegieta, entre gran expectación ciudadana. / LOBO ALTUNA

  • La falta de autorizaciones por parte de Navarra y las restricciones para el tránsito nocturno en fin de semana obligan a parar al menos hasta el lunes

El 'megatruck' de cien metros de longitud que ha atravesado Gipuzkoa durante las últimas tres noches se ha encontrado con un muro casi insalvable: la burocracia. Permisos que aún no han recibido la luz verde para que el camión pueda circular por Navarra han provocado que haya quedado aparcado en Etzegarate, en su última etapa en Gipuzkoa, al menos hasta el próximo lunes. Concretamente, permanecerá en la muga con Navarra en la N-1, junto al hotel Alaska, en una explanada propiedad de la Diputación de Gipuzkoa.

Por el momento, ha salido de Pasaia pero no tiene 'papeles' para entrar en Navarra. La falta de permisos por parte del Gobierno foral y las restricciones para el tránsito nocturno en fin de semana para este tipo de transportes van a obligar a la comitiva que rodea a esta pieza japonesa de aerogenerador a hacer un alto en el camino mientras los técnicos del Gobierno foral verifican que la red de carreteras del itinerario previsto puede soportar el peso de la estructura (514 toneladas) y circular «con garantías de seguridad» hasta su destino, el laboratorio del Cener en Sangüesa.

Así lo informó ayer por la tarde en un comunicado de prensa el propio ejecutivo foral, que explicó que la operación, «por la excepcionalidad del transporte y su transcurso por estructuras viarias sensibles, requiere de un estudio específico y de la emisión de un informe favorable». Para ello, técnicos de Obras Públicas y de Audenasa realizan los estudios y análisis correspondientes para que la operación pueda desarrollarse «con celeridad pero dentro de los máximos parámetros de seguridad».

Las dimensiones del transporte (94 metros de largo, 6,5 de ancho y 5,3 de alto), así como su peso, hacen necesario un informe favorable a su paso, subrayó el Gobierno foral, con el fin de que con ese visto bueno sea Interior quien finalmente autorice el paso. Mientras tanto, y pese al interés de la empresa propietaria del aerogenerador y del propio Cener por evitar la espera, la pieza no podrá entrar en Navarra. «Se trabaja con la mayor diligencia para disponer del informe técnico en los próximos días, de manera que se demore lo menos posible», indicaban desde Desarrollo Económico.

En paralelo, desde la Policía Foral se trabaja en los aspectos operativos del trayecto. Se contemplan tres posible etapas, siempre en horario nocturno. Desde Alsasua al peaje de Zuasti; de ahí, en una segunda jornada, a la Venta de Judas, y finalmente, desde este punto a la sede de Cener. Cada tramo movilizará a una veintena de policías.

Pero antes de llegar a Navarra el 'megatruck' ha realizado tres etapas nocturnas por las carreteras guipuzcoanas. La última esta pasada madrugada. Desde Ikaztegieta -donde quedó aparcado la noche del miércoles por la imposibilidad de llegar a Beasain- hasta las inmediaciones del hotel Alaska. El camión comenzó su trayecto pasadas las diez de la noche, antes de lo fijado inicialmente, ya que debía recorrer más kilómetros de los previstos en un principio. El primer tramo de la etapa de esta madrugada, por la N-1 hasta las curvas de Legorreta, lo recorrió por los carriles sentido Vitoria, para en las mencionadas curvas cambiar y circular hasta Etzegarate en dirección contraria. Ello obligó a cerrar totalmente la N-1 en ambos sentidos durante unos 45 minutos, el tiempo que tardó en llegar de Ikaztegieta a las curvas. Una vez el camión se incorporó a los carriles sentido Irun, se abrió el tráfico en el sentido Vitoria.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate