Diario Vasco

La adjudicación de la incineradora se aprobará el 27 de diciembre

Gimeno, Guinea, Asensio y Asensio, ayer durante la comparecencia.
Gimeno, Guinea, Asensio y Asensio, ayer durante la comparecencia. / MICHELENA
  • Asensio remarca que la planta de valorización «ha entrado en la última fase» y espera que las obras comiencen a principios del año que viene

La adjudicación de las obras de la incineradora de Zubieta ya tiene fecha. Será la última semana del año cuando se conozca el nombre de los ganadores del concurso para construir y explotar la planta de valorización que es el objetivo prioritario del Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa. La asamblea de Gipuzkoako Hondakinen Kontsorzioa (GHK) que se celebrará el próximo 27 de diciembre se aprobará dicha adjudicación. A partir de ese momento, el cronograma previsto por los responsables forales comenzará a correr y para finales de legislatura se espera que los trabajos estén ya finalizados.

El diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, dio a conocer esta fecha, junto al presidente de la asociación de empresas de valorización energética de residuos urbanos, Aeversu, Rafael Guinea quien lamentó «la mala imagen» que tienen las plantas incineradoras, sobre todo en lugares en los que «no está implantado como Gipuzkoa», mientras que en «toda Europa se aplica con absoluta normalidad y mucho control». En cuanto a la planta de Zubieta, las fechas están claras. Se espera que las obras empiecen a comienzos del año que viene, y tras treinta meses de obra, esté en funcionamiento.

De este modo, Asensio recalcó que los plazos para la construcción de la planta de Zubieta ya han entrado «en la última fase». Sobre la mesa ya están los nombres de las empresas que compiten por la construcción y explotación de la planta de Zubieta durante los próximos 35 años. Los técnicos de GHK ya analizan los tres planteamientos. Todos los proyectos han sido presentados por conglomerados de empresas y, tal y como se esperaba, serán gigantes del sector los que los lideren. FCC, Urbaser y Sacyr han conformado sus respectivas UTEs, con empresas locales. «Será un proyecto que va a contar con las máximas garantías medioambientales, permitirá la aplicación de las mejores tecnologías y presentará soluciones homologables a las de los países más avanzados de Europa», reconoció el diputado.

Durante su intervención, Asensio también confirmó que la asamblea de GHK del próximo 2 de diciembre aprobará el convenio para el traslado de residuos al vertedero de El Culebrete, en Tudela (Navarra). Con este visto bueno, desde la Diputación conseguirán cerrar el círculo hasta 2020, fecha en la que entra en servicio la incineradora. Así, después de encontrar una salida en el vertedero de Meruelo (Cantabria), y lograr un destino interior en la planta de Lurpe en Mutiloa, los residuos de Gipuzkoa ya tienen su destino asegurado. Asensio quiso subrayar que estas medidas son «temporales y transitorias porque nuestra política es acabar definitivamente con los vertederos. Es una alternativa al gran problema que tenemos en estos momentos con la gestión de residuos en Gipuzkoa».

En el repaso a la actualidad de la gestión de residuos en Gipuzkoa, Asensio también se refirió al vertedero de Mutiloa. Recordó que el basurero de residuos «ya existía y cuenta con los permisos del Gobierno Vasco para recibir residuos urbanos los próximos tres años». En cuanto a la polémica que ha suscitado este tema en varios pueblos de la zona, el diputado de Medio Ambiente fue contundente e hizo hincapié en que «no sé si por parte de los ayuntamientos se ha contado toda la verdad». Tras las adaptaciones necesarias, los responsables forales esperan que el vertedero ya esté en marcha «en febrero o marzo y ya podamos contar con él». También remarcó que la capacidad de absorción de residuos de la infraestructura será de 100.000 toneladas al año.

Mitos y mentiras

Por su parte, Guinea durante su intervención ante los periodistas quiso dejar claro que su intención era «dar información real sobre la incineración de residuos, más allá de los mitos que puede haber en los países en el que este sistema no están implantado». Para reforzar su tesis, añadió que en estos momentos Europa cuenta con 500 plantas incineradoras, por lo que «no es algo experimental que se le ha ocurrido a la gente de aquí. Es muy habitual sobre todo en los países más desarrollados».

En cuanto a la planta que se construirá en Zubieta, Guinea recalcó que «llevará a Gipuzkoa de estar al nivel de Hungría a situarse junto a Suiza o Dinamarca». Así, el presidente de Aeversu matizó que «Europa plantea llegar a un 65% en cuanto a la tasa de reciclaje para 2030» y lamentó que «en España se siga usando el vertedero como única alternativa por su bajo coste, frente a los países europeos que gravan su uso. Además, desde 2004 es el país que menos ha avanzado en esta materia». Remarcó asimismo que «los estados que más reciclan son los que más acuden a este sistema, ya que el 40% de lo que se lleva a la planta de reciclado es rechazo y algo debemos hacer con ello».

En su argumentación, Guinea recalcó que la incineración se ve como «algo dañino pero lo cierto es que en las zonas en las que está implantado el sistema no ha habido problemas». Para ello, puso ejemplos como París o Londres donde las incineradoras están «en el centro de las ciudades. En toda Europa se aplica con absoluta normalidad y control. Y la gestión es pública, por lo que es difícil que 500 administraciones estén haciendo trampa».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate