Diario Vasco
Maite Peña.
Maite Peña.

La Diputación niega que haya habido casos de prostitución en la red de centros de acogida de menores de Gipuzkoa

  • La diputada de Política Social responde a las palabras del gobierno alavés que ayer tuvo que rectificar al aludir a posibles problemas también en Gipuzkoa

La delicada investigación sobre una supuesta red de prostitución de menores tutelados por la Diputación de Araba cruzó ayer por unas horas la frontera a Gipuzkoa. Una declaraciones del diputado general de Álava, Ramiro González (PNV) que luego tuvo que rectificar, obligaron a salir al paso a la Diputación guipuzcoana que negó «tajantemente que en ninguno de sus centros de acogida de menores haya o haya habido ningún caso de prostitución de menores», respondió Maite Peña.

El origen fueron las palabras de González que por la mañana, en declaraciones a periodistas, había pedido «no escarbar en el pasado» de los centros de menores porque si se hace «se corre el riesgo de sacar situaciones tremendamente complicadas», y esto no solo ocurre en Araba, dijo, sino también en centros «de Gipuzkoa o en los de Burgos», por poner un ejemplo, recoge Efe.

Estas manifestaciones se entendieron como una forma de hacer extensible posibles problemas detectados fuera del territorio alavés. Ante la repercusión pública de sus palabras, la Diputación remitió un comunicado aclaratorio: «El diputado general ha insistido en que situaciones como las ocurridas presuntamente en el centro de menores Sansoheta pueden suceder en cualquier territorio y pueden afectar a los menores con independencia de que vivan con sus familiares o en centros de acogida, debido a la facilidad de acceso a internet y a los teléfonos móviles que les pueden hacer víctimas vulnerables y fáciles».

En ningún caso, corrigieron, «ha afirmado que tenga conocimiento de situaciones similares en territorios concretos. Solo ha enumerado determinados lugares de Euskadi y del Estado para dejar claro que estas situaciones pueden ocurrir en cualquier lugar», afirmó la institución tras las primeras declaraciones.

Apoyo a los trabajadores

La dimensión que cobraron las declaraciones del diputado alavés obligaron a Gipuzkoa a defender las actuaciones en el territorio. Además de negar que existieran o hayan existido casos de prostitución de menores tutelados, la diputada de Política Social, Maite Peña, quiso mostrar «todo su apoyo y confianza» a los trabajadores y trabajadoras de estos centros, ya que su «profesionalidad fuera de toda duda», unas palabras en las que se dejó entrever el malestar y la preocupación que han cundido entre unos profesionales que desarrollan un complejo trabajo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate