Diario Vasco

La superluna 'acerca' la isla a la bahía de La Concha

Reporteros DV

Bajamar en Ondarreta este martes. / Vídeo: Ainhoa Múgica

  • El mar registró unos niveles máximos de 4,61 metros y mínimos de 0,45 metros en la costa

La noche de ayer fue más lumbrosa que nunca gracias a la 'superluna', la más grande que se registraba desde el año 1948. Hacía 70 años que el astro no se acercaba tanto a la tierra, aunque en Euskadi no pudiera apreciarse en todo su esplendor debido a las nubes que inundaron los cielos durante la tarde-noche de ayer. No solo en Euskadi, los vecinos de La Rioja, Navarra, Levante y Baleares tampoco consiguieron ver este fenómeno. En Gipuzkoa la 'superluna' decidió jugar al escondite. A las 18.11 de la tarde el sol le daba paso con el anochecer, pero un cielo cubierto de nubes impidió verla durante las primeras horas de la tarde-noche, que fue precisamente cuando la Luna se econtraba en el punto más cercano a la Tierra. Más tarde, pero también más lejos, sí se dejó ver.

El astro se vio un 14% más grande y un 30% más brillante que en cualquier otra luna llena, aunque los expertos aseguran que estos porcentajes resultan difíciles de apreciar para el ojo humano. Tan solo los observadores experimentados pudieron dar cuenta ayer de este fenómeno tan poco frecuente. Para el resto de los mortales, la Luna llena de ayer simplemente resultó más llamativa que otros días.

Los vascos tendrán otra oportunidad para ver la 'superluna' que ayer ocultaron las nubes. La de diciembre también será 'super', por lo que habrá que esperar para ver si el próximo día 14 el buen tiempo acompaña y deja apreciar en Euskadi un fenómeno que coincidirá, además, con la última luna llena del año.

  • El efecto de la 'super luna' en la costa guipuzcoana

  • La 'superluna' vista desde distintos puntos del planeta

  • ¿Por qué ocurre?El cuento de la superluna

¿Y por qué vamos a poder apreciar este año tres 'superlunas' consecutivas? Pues debido a que la fase de Luna llena coincide casi con el momento en el que el astro, cuya órbita es elíptica, estará lo más cerca posible de la Tierra. Por eso se ha apreciado más grande y brillante de lo normal. Lo cierto es que este fenómeno que ha recibido esta denominación tan publicitaria, pero ni mucho menos astronómica, es muy habitual. De hecho, se produce una cada año y 48 días. Sin embargo, este año la cercanía de la luna con nuestro planeta será la más corta desde el 26 de enero de 1948. La distancia media entre el astro y la Tierra es de 384.000 kilómetros. Con la luna de llena de perigeo (nombre técnico de 'superluna'), esa distancia se redujo ayer hasta los 356.509.

Los que puedan observar cualquiera de las tres 'superlunas' de este 2016 pueden sentirse afortunados, ya que habrá que esperar otros 17 años para la que se vuelva a dar este fenómeno astronómico, hasta el 25 de noviembre de 2034. Esperemos que entones los cielos vascos se encuentren un poco más despejados.

Mareas vivas

Aunque no se pudiera apreciar en el cielo, la luna de perigeo se dejó notar en la costa de Gipuzkoa por su influencia en el nivel del mar. Ayer se registraron unas de las mareas vivas más grandes del año. La marea alta fue de 4,61 metros y la baja de 0,45, con un coeficiente muy alto, de 111. A primera hora de la mañana las piedras de Ondarreta se mostraban desnudas y muchos aprovecharon la falta de agua para pasear sobre ellas e inmortalizar un paisaje que se presta a posar tan solo unas pocas veces al año. La pleamar de la tarde provocó justo lo contrario, y con la subida del nivel del mar las olas engulleron parte de la playa antiguotarra y la rampa más cercana al muro quedó anegada, aunque esa gran pleamar hizo las delicias de los surfistas, que encontraron un nuevo escenario donde poder montar las olas.

Hoy las mareas vivas provocadas por la 'superluna' tendrán una mayor oscilación. La diferencia entre el nivel más alto y el más bajo del mar será de 4,5 metros, un 0,1% más que durante la jornada de ayer. La bajamar de las 10.34 horas de hoy tendrá un nivel de 0,35 metros , 2,3 por debajo del nivel medio del mar. La pleamar de las 16.52 horas alcanzará los 4,60 metros, 2,2 metros por encima de ese nivel.

Sin embargo, estas mareas vivas no van a ser las más altas del 2016. El pasado 17 de octubre se batió el récord, con una bajamar de 0,28 metros. Además, el nivel del mar subió hasta los 4,77 metros en la pleamar. Esto se debió a la influencia del equinoccio de otoño, que suele provocar grandes mareas vivas a finales del mes de septiembre y principios de octubre. Por lo tanto, si la 'superluna' hubiese tenido lugar en ese periodo de tiempo, se habrían dado unas mareas vivas mucho mayores.

Lluvias el fin de semana

Después de días y días padeciendo la lluvia, Gipuzkoa pudo ayer por fin ver el sol. Sin embargo las temperaturas mínimas registrarán una fuerte bajada durante estos días. Tal y como señala Margarita Martín, delegada de Aemet en Gipuzkoa, las mínimas pasarán de los diez grados de ayer a mantenerse entre los 6 y 7 grados a partir de hoy. Las máximas subirán un par de puntos, hasta situarse en torno a los 15. Además, en el interior se darán bancos de niebla en las primeras horas de la mañana, que se irán disolviendo al mediodía. Sin embargo este buen tiempo durará poco, porque el sol solo seguirá brillando hasta el jueves por la tarde, cuando aparecerán de nuevo las nubes. Un frente frío proveniente del atlántico norte provocará chubascos y viento del noreste a partir del jueves, con lluvias que se prolongarán durante todo el fin de semana.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate