Diario Vasco

Olentzero llega a Mirandaola

fotogalería

Cuadrilla de niños rodeando a Olentzero en su llegada a la ferrería de Mirandaola. / FOTOS: LIMIA

  • La ilusión de la Navidad se anticipa con los talleres en familia organizados por Lenbur

  • Miles de niños y mayores participarán en las visitas en torno al carbonero, que aparecerá en el valle todos los sábados y domingos

La ilusión de la Navidad envuelve Mirandaola de forma anticipada con la llegada de uno de los personajes más queridos por los niños. Olentzero ha hecho su aparición en el Valle del Hierro este fin de semana y seguirá haciéndolo todos los sábados y domingos hasta el 23 de diciembre, dentro de los talleres en familia organizados por la fundación Lenbur. Más allá de saludar al carbonero o entregarle la carta de este año, los participantes se adentran en su oficio y lo hacen desde el minuto uno de la actividad, que da inicio en el Museo del Hierro Vasco situado en el propio parque de Mirandaola. Allí conocen la importancia del carbón como sustento de las numerosas ferrerías que marcaban la vida del valle siglos atrás, descubren el modo en que se trasmochaban los árboles para obtener leña y asegurar que siguieran ofreciendo más en el futuro o cómo se hacía la 'txondorra', apilando los troncos en una pira ardiente de la que se extraía el carbón. También escuchan el cuento de Olentzero, pero con todos sus ayudantes incluidos, desde su mujer Mari Domingi, hasta el burro, sin los que no podría llegar a repartir regalos en todas las casas en la noche del 24 de diciembre. Pero la parte más emocionante llega después, cuando uno de los ferrones de Mirandaola acude a por el grupo para ir en busca de Olentzero, cuya silueta se adivina a lo lejos, bajando por la pequeña ladera de Motxorro. «No hay ilusión más bonita que la reflejada en la cara de los niños en ese momento», señalaba un matrimonio joven, llegado de Vitoria con sus dos hijos. «Venimos cada año, es un momento mágico que acabará cuando crezcan, así que hay que disfrutarlo al máximo», comentaba. Una vez producido el encuentro con Olentzero, todos juntos se dirigen a la ferrería de Mirandaola, donde comparten con el personaje un pequeño ratito de tertulia, comen castañas asadas y entregan su carta en caso de tenerla lista.

«Durante los dos próximos meses esperamos la visita de 6.000 niños y mayores para participar en los talleres», informa la responsable de Lenbur Olatz Conde. También ofrecerán actividades concertadas con colegios y asociaciones entre semana. Apunta que todavía quedan plazas libres en diversos turnos, debiendo realizarse la reserva previamente en la oficina de turismo de Mirandaola o llamando a los teléfonos 943 730 428 -666 439 970.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate