Diario Vasco

La lluvia provoca numerosos accidentes de tráfico en las carreteras de Gipuzkoa

El choque frontal de ayer en la N-634 en Deba se saldó con un herido.
El choque frontal de ayer en la N-634 en Deba se saldó con un herido. / BOMBEROS DE EUSKADI
  • Los siniestros que más problemas viarios ocasionarion se produjeron en Errenteria, Itziar e Irun

Lluvia y carretera son sinónimos de accidente. La ecuación no falló ayer, jornada de múltiples siniestros en la red viaria vasca, especialmente a última hora de la tarde, entre las 19 y las 21.30 horas, cuando a los factores anteriores se unió la oscuridad de la noche y las prisas de muchos conductores por regresar cuanto antes a casa o llegar a lugares de ocio para comenzar a disfrutar del fin de semana. En Gipuzkoa fueron varios los siniestros registrados y las personas trasladadas a centros sanitarios, aunque no trascendió que alguna de ellas revistiese gravedad. Eso sí, algunos de estos accidentes obligaron a cortar momentáneamente el tráfico, dificultando aún más si cabe la circulación en la red viaria del territorio.

El primer accidente que provocó complicaciones se produjo a las ocho de la mañana en la GI-20, a la altura de Errenteria en sentido Donostia, cuando cinco turismos colisionaron por alcance, sin que hubiera que lamentar heridos. Los vehículos quedaron cruzados en la calzada, lo que obligó a agentes de la Ertzaintza a regular el tráfico en el lugar. Los trabajos de retirada de los coches afectados y la limpieza de la vía finalizaron a las nueve de la mañana, hora en la que se reabrieron los carriles y se normalizó la situación.

A las 14.40 horas, en el alto de Itziar, un turismo y una furgoneta colisionaron y quedaron cruzados en la calzada, obligando a cortar el carril en sentido Cantabria, lo que generó largas retenciones. En la colisión resultó herido el conductor del turismo, de 26 años, que tuvo que ser evacuado en ambulancia al Hospital de Mendaro.

Por la tarde, en Irun, dos coches que circulaban por la GI-636 chocaron frontalmente a la altura del Club de Golf sobre las 20.15 horas. Una persona quedó atrapada en el interior del vehículo y tuvo que ser rescatada por los bomberos. La carretera quedó cortada durante una hora y se produjeron retenciones.

Colas en la AP-8

En la AP-8 el problema de la jornada no fue tanto la lluvia como la masiva afluencia de camiones a última hora, que ocasionaron largas colas que a las 23.00 horas alcanzaron un pico de ocho kilómetros en el peaje de Irun en sentido Francia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate