Diario Vasco

Las intensas lluvias provocan decenas de accidentes leves en las carreteras de Euskadi

fotogalería

Una persona fotografía el oleaje en el Peine del Viento. / ARIZMENDI

  • Las rachas de viento, que en algunos puntos superaron los 100 kilómetros por hora, provocaron la caída de ramas sobre la calzada

La lluvia fue protagonista por quinto día consecutivo. Las precipitaciones hicieron que el número de siniestros se disparara, no solo en Gipuzkoa sino también en los otros dos territorios de la comunidad autónoma.

Los chubascos fueron persistentes. En Donostia cayeron 18,2 litros, por 17 en Hondarribia. Con mucha agua sobre el asfalto, el tráfico se resintió. La cifra de accidentes se incrementó respecto a la de cualquier otra jornada. El número de percances superó los treinta en la comunidad, aunque en ninguno de ellos hubo que lamentar desgracias personales graves.

Parte de los accidentes se produjeron en suelo guipuzcoano. Irura Donostia, Idiazabal, Lezo... fueron escenario de algunos de ellos. En Lasarte-Oria, una persona resultó herida y tuvo que ser evacuada al hospital. En la A-15, la salida de un turismo en Berastegi se saldó también con otro herido, aunque de carácter leve.

Además de la lluvia, el viento también generó diversas complicaciones. En algunos puntos de la comunidad autónoma se midieron rachas superiores a cien kilómetros por hora. En el cabo de Matxitxako, en Bermeo, se registró una máxima de 107 kilómetros.

El viento provocó la caída de ramas en dos puntos de Donostia, actuaciones que fueron atendidas por efectivos de los bomberos de la ciudad.

El temporal llegó con un oleaje de cierta intensidad. Se midieron olas de cinco metros de altura, si bien en algunos momentos sobrepasaron los ocho metros, según los registros recogidos en la boya Donostia de la Agencia Vasca de Meteorología Euskalmet.

El tiempo experimentará en las horas venideras una leve mejoría. Según el pronóstico de Euskalmet, aún lloverá algo en puntos del litoral, sobre todo en el este del territorio. En el resto se abrirán claros, especialmente en el sur de la comunidad, con más nubes en la mitad norte.

El viento soplará del oeste entre flojo y moderado, pero en el litoral todavía se dejará sentir con fuerza.

Las temperaturas, por su parte, no experimentarán importantes cambios. Subirán algo, especialmente en el interior.

Mañana, predominarán las nubes en la mitad norte, sobre todo en el litoral, donde lloverá de forma débil y se concentrará en el este, si bien remitirá por la tarde.

En la mitad sur se impondrán los claros. El viento soplará del oeste, entre flojo y moderado y las temperaturas máximas subirán de forma ligera.

Entre el sábado y el domingo, sin embargo, se espera el paso de otro sistema frontal que dejará chubascos intensos durante la madrugada y viento fuerte y racheado del noroeste. Se producirá por lo tanto una nueva bajada de la temperatura. Y durante la mañana del domingo las lluvias perderán fuerza, sin bien volverá a hacer frío, con máximas que de unos 10 grados.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate