Diario Vasco

Bidegi redondeará a la baja el precio del peaje en Irun en verano para aliviar los atascos

El peaje de Irun de la AP-8, durante la lluviosa jornada de ayer.
El peaje de Irun de la AP-8, durante la lluviosa jornada de ayer. / MIKEL FRAILE
  • La medida busca aligerar el pago de los conductores extranjeros, que acostumbran a hacerlo en metálico

  • Las tarifas ocasionales y del dispositivo de telepeaje Abiatu suben el año que viene un 3,5% en las autopistas de Gipuzkoa

Año tras año se repite la misma cantinela. Llegan las operaciones salida y retorno de vacaciones y la AP-8, en el entorno cercano a la frontera, se convierte en escenario de atascos. En ellos quedan atrapados tanto los conductores foráneos como los locales en su camino al trabajo. Para colmo, desde noviembre del año pasado, tras los atentados de París, los controles de la Policía francesa en el peaje de Biriatou han aumentado los días de retenciones en la autopista y los han prolongado más allá del verano. En los últimos meses, las instituciones han tratado de poner en marcha medidas para tratar de aliviar esta situación, aunque sin mucho éxito. De cara al año que viene, Bidegi, la agencia foral de infraestructuras, ha ideado una más, totalmente novedosa y que llevará a cambiar la tarifa de peaje durante mes y medio.

Durante el periodo veraniego de más tráfico vacacional se redondeará a la baja el precio en el peaje de Irun para que los conductores foráneos, que acostumbran a pagar con dinero en lugar de tarjeta, tarden menos tiempo en la operación y se «mejore la fluidez» en la carretera.

Así consta en las disposiciones adicionales del proyecto de presupuestos de la Diputación de Gipuzkoa para el año que viene, donde también viene recogido un incremento de la tarifa de peaje del 3,5% tanto para los viajes ocasionales como para el telepeaje Abiatu. Las cuentas forales se detallan hoy, departamento por departamento, a través de comparecencias de cada diputado en Juntas Generales.

«No usan tarjetas»

Entre cifra y cifra de los presupuestos se ha colado una nueva medida que busca agilizar el tráfico en la AP-8 en el entorno de Irun, en los días de más circulación. En concreto, según se recoge en la disposición tercera de los presupuestos, la iniciativa afecta al período comprendido entre el 21 de julio y el 3 de septiembre del año que viene, ambos inclusive, que coincide con las operaciones de salida/retorno de las vacaciones. Durante esas fechas, Bidegi ha decidido redondear el precio del peaje de Irun a 2,40 euros para los vehículos ligeros, en lugar de pagar los 2,43 que costará durante el resto de días del año que viene. El objetivo, según añade el documento, es «facilitar el cambio -de monedas- y mejorar la fluidez de tráfico». La novedad no afecta a los vehículos pesados, que seguirán pagando el precio estipulado.

Fuentes de la Sociedad foral Bidegi explicaron a DV que la medida se va a tomar por la experiencia que tienen con la forma de pago de los conductores de vehículos ligeros foráneos cuando llegan al peaje de Irun y que provoca que su parada se prolongue más de lo normal. Mientras los conductores vascos acostumbran a echar mano de la tarjeta cuando pasan por un peaje de fuera de Euskadi (los que no tengan telepeaje), los conductores extranjeros se decantan por usar dinero en metálico, es decir, monedas y billetes, lo que alarga el momento del pago en la cabina. «No tienen costumbre a usar tarjetas», reiteran en Bidegi.

Si encima hay que dar cambios con billetes, monedas doradas y de cobre, la operación del paso por el peaje se puede eternizar para los miles de conductores que atraviesan ese punto de la carretera.

Eso sí, en sentido Francia, a la caravana vacacional que atraviesa Gipuzkoa le queda superar el mayor escollo y que genera el mayor volumen de retenciones: el peaje de Biriatou, ya en suelo francés. Allí, el sistema de pago -tanto de telepeaje, como de tarjetas o en metálico- es todavía más lento que en las cabinas a este lado de la frontera. A ello se le suman los controles de la Policía gala, que se repiten a diario desde los atentados de París, y que incrementan los atascos.

Actualización de tarifas

El documento de Presupuestos recoge también la actualización de las cuantías del canon de las autopistas AP-8 y AP-1 en Gipuzkoa. Un año más, las tarifas ocasionales suben un 3,5%. Como ejemplo, a partir del año que viene, los 5,56 euros que ahora paga un vehículo ligero en el trayecto entre Donostia (Zarautz) y Eibar por la AP-8 pasan el año que viene a 5,75.

También sube el precio un 3,5% para los usuarios del dispositivo de telepeaje Abiatu -ofrece importantes descuentos- que en 2017 pasarán a pagar 29,43 euros mensuales de «importe máximo aplicable» por todos los viajes que realicen en las autopistas del territorio (en 2016 se pagan 28,43 euros mensuales).

Se da la circunstancia de que durante este año se ha experimentado un crecimiento de tráfico en las autopistas de Gipuzkoa. Con datos de agosto de este año, Bidegi ha registrado un incremento del 3,9% para vehículos ligeros, el 3,47% para pesados 1 y el 6,13% para vehículos pesados 2. La estimación es que al cierre de este año el crecimiento conjunto de tráfico en las autopistas sea del 4% con respecto a 2015.

Desde Bidegi, se espera que el cierre de 2016 suponga un 6% de ingresos más que el año pasado y un 1,15% por encima del presupuesto previsto. Y estos resultados llegan a pesar de las «retenciones por los controles policiales de la Gendarmerie» en Francia, donde el «crecimiento de tráfico en este tramo ha sido 3 puntos porcentuales inferior al resto de la autopista», afirman desde la agencia foral.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate