Diario Vasco

25.000 pañales y 75.000 euros en medicinas al mes

  • Las necesidades sanitarias crecen en unos centros que se adaptan para responder a ese complejo perfil

«¿Son residencias de personas mayores o son hospitales?». La pregunta la lanza un responsable de uno de los centros que participaron en la elaboración del informe realizado por el Centro de Documentación y Estudios SIIS para la Diputación. El estudio, que ha puesto negro sobre blanco la realidad y las preocupaciones del sector, recoge también la evolución del perfil de los residentes y la compleja gestión también desde el punto de vista laboral en un sector con 3.000 empleados, la gran mayoría mujeres (en Zorroaga los trabajadores mantienen una protesta por «el bloqueo de la negociación colectiva»).

El sector coincide en reclamar un modelo sociosanitario homogéneo para todas las residencias. Que la sanidad pública -Osakidetza- se haga cargo de los costes sanitarios en los centros de mayores ha sido una reivindicación histórica y, aunque todavía se está iniciando el camino, «ya se han dado pasos», admite Mikel Agirrezabal, director de Zorroaga. Sin embargo, todavía solo 16 residencias tienen médico propio de Osakidetza -en Zorroaga, no-. Y falta por completar también el proceso de integración de la historia clínica para que se pueda acceder a esa información desde estos centros.

El peso sanitario se refleja en datos como el hecho de que solo en esta residencia se utilizan 25.000 pañales al mes. Esa compra, que antes se realizaba desde el propio centro, ha pasado a centralizarse a través del Departamento de Salud. Desde el pasado mes de septiembre, lo mismo se ha hecho con los complementos nutricionales y ya se trabaja en el borrador de un decreto para que toda la medicación que ahora preparan al día para los residentes venga ya organizada desde los centros de salud. Cada usuario puede tomar una media de 9 ó 10 pastillas al día, un coste de 900.000 euros al año.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate