Diario Vasco

Arguiñano recuerda los «sabores de siempre» en su nuevo libro

Karlos Arguiñano con su  nuevo libro 'Sabores de siempre'.
Karlos Arguiñano con su nuevo libro 'Sabores de siempre'. / LUSA
  • El cocinero presenta 325 recetas sencillas de platos comunes y muy conocidos con los que reivindica la necesidad de cocinar

El cocinero Karlos Arguiñano ha reunido en su nuevo recetario 325 sugerencias de platos tradicionales que homenajean a "los sabores y aromas que todos tenemos en el recuerdo". El libro 'Sabores de siempre. Las recetas que no pasan de moda', el tercero que Arguiñano publica de manera consecutiva con la Editorial Planeta, ha sido presentado este lunes en la bodega de txakolí K5 que el cocinero posee en una ladera de Aia con privilegiadas vistas al Cantábrico.

El volumen reúne recetas sencillas de platos comunes y muy conocidos, con las que Arguiñano pretende "recordar los sabores y aromas" de siempre. "Son platos que tenemos todos en mente", desde albóndigas hasta macarrones, pasando por crema de champiñones, empanadillas, croquetas, garbanzos y ensaladas.

"¿Quién no ha vivido grandes momentos con estos platos?", se ha preguntado el popular chef, quien ha dicho que "muy tonto tienes que ser si no puedes gozar con la comida". Karlos Argiñano ha reivindicado la necesidad de cocinar, por sencilla que sea la receta elaborada, frente al consumo de comidas "empaquetadas", a las que se da un "calentoncito" y "se creen que eso es el amor".

Ha puesto como ejemplo cualquier "matrimonio joven" que acude a la farmacia para comprar crema de guisantes para su bebé. "¿Guisantes de farmacia?, ¿dónde está el cariño?", ha reivindicado. El nuevo recetario de Argiñano puede ayudarles a cocinar en casa, a través de propuestas que pretenden constituir un "homenaje a la gastronomía tradicional española".

Arguiñano ha hablado de su "guerra contra la obesidad", un problema que se combate, ha dicho, con una dieta a base de un 50% de ensaladas y verduras al día, un cuarta parte de hidratos de carbono y otra cuarta de proteínas. El secreto consiste, ha abundado, en "comer un poquito de todo y mucho de nada".

El cocinero guipuzcoano ha confesado que cada día acude al mercado porque "le divierte", pero nunca con lista de compra. "Voy y miro, como cuando ibas a bailar, que ibas y mirabas a ver qué te gustaba", bromea.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate