Diario Vasco

La morcilla sigue apellidándose Olano

fotogalería

El frontón del paseo de Gernika acogió el estrado con las mesas de cata y fueron muchos los que vivieron el evento en directo catando la odolki del bar. / FOTOS JUANTXO UNANUA

  • A la XXXIII edición del Concurso de Cata de 'Morcilla de Beasain' acudieron con sus odolkis doce chacineros artesanos de Gipuzkoa

  • Los decanos de la chacinería en Beasain se hacen con la undécima txapela de la cata beasaindarra con una cuarta victoria consecutiva

. Las alubias rodeadas de sus mejores sacramentos, la morcilla de Beasain entre ellos, se erigieron ayer en los protagonistas de la mesa en un día de lluvia y viento. Pero la fue la odolki beasaindarra la reina del encuentro gastronómico del día. El municipio vagonero y en buena parte del resto de los de Gipuzkoa asistieron ayer a la XXXII edición del Concurso de Cata de 'Morcilla de Beasain', una cita que de año en año atrae y reúne a miles de personas en torno al afamado embutido relleno beasaindarra, rodeando su cata y su Feria Extraordinaria de productos autóctonos.

Este año fueron 12 los chacineros artesanos elaboradores de la exquisita odolki al 'estilo Beasain' los que se presentaron al concurso. Cuatro procedían de los obradores elaboradores existentes en la villa vagonera y el resto de los municipios de Arrasate, Aia, Orio, Tolosa, Zegama, Zestoa, Legazpiy Azkoitia que presentaron uno por cada localidad.

Un jurado variado

El frontón del paseo de Gernika acogió el estrado con las mesas de cata en las que se colocaron conocidas caras del mundillo de la restauración como Iñigo Sánchez del batzoki de Beasain; Josi Urkiola, del afamado asador local; Juan Manuel Garmendia, del Kattalin; Xabier Martínez, del Martínez ordiziarra; Javier Sañudo, del Frontón de Tolosa; Iker Markinez , del Kuko de Ormaiztegi. También hubo exchacineros como Juan Mari Irizar y Paco Aranburu. No faltaron los sidreros Zelaia, padre e hija y Peio y Oraitz García (padre e hijo), ambos críticos gastronómicos de DV. Además participaron el cofrade y beasaindarra, José Ignacio Mendinueta, José Ramón Mendía y los jóvenes de la villa Unai Goikoetxea, Aitor Martín Urteaga, y la jovencísima beasaindarra y ganadora del concurso en el Campamento del Master Chef-2016 Julene Ruiz, de tan solo 11 años

El jurado fue evaluando atendiendo «al corte, el picado o el gusto» que dejaba la odolki en las papilas gustativas. La mayoría fueron «muy buenas», aunque en alguna sobresalía «un excesivo toque de anís o canela», comentaban en las mesas de cata. Los García Amiano padre e hijo relataban el «gran nivel» general de las morcillas presentadas y Unai y Aitor Martín remarcaban los «positivo» de la experiencia.

A la fase final pasaron 8 odolkis, las cuatro beasaindarras y las de Arrasate, Tolosa, Zestoa y Azkoitia. El tema estuvo «peleado» al final y por undécima vez y cuarta consecutiva era proclamada 'Reina de la Morcilla' Loinaz Usabiaga, esposa de Josema Olano, porque es ella la verdadera elaboradora de los productos ganadores.

El Presidente de la Cofradía de la Morcilla, Martín Urkiola le colocó la txapela y le entregó el talón de 300 euros y el alcalde les dio el trofeo del Ayuntamiento.

El otro galardón es laboral, el encargo de elaborar la morcilla necesaria para la comida del Capítulo General de la Cofradía de la Morcilla de Beasain, que se celebrará el 5 de febrero de 2017.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate