Diario Vasco

La Diputación dice que los controles de Francia crean los atascos en la AP-8

Controles de la Policía francesa en el peaje de Biriatou, que provocan los atascos.
Controles de la Policía francesa en el peaje de Biriatou, que provocan los atascos. / LUSA
  • Asegura que las autoridades galas no han tomado las medidas suficientes para tratar de paliar el problema en el peaje de Biriatou

El próximo día 13 de noviembre se cumple un año de los atentados yihadistas en el centro de París y de la huella de horror que dejaron tras de sí. Para entonces, habrán pasado también doce meses de controles de seguridad en la frontera francesa que han causado decenas de jornadas de atasco en la AP-8 en Gipuzkoa. Y la Diputación tiene claro dónde está el origen de los embotellamientos que, también en este puente de Todos los Santos, se han reproducido en forma de colas de siete kilómetros el viernes por la tarde: «El problema lo generan los controles de la Policía francesa».

Así se pronuncia la diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, en una respuesta parlamentaria a un pregunta realizada por el grupo juntero EH Bildu. En su listado de preguntas, el juntero Iban Asenjo hace alusión a una entrevista al alcalde de Irun, José Antonio Santano, publicada por este periódico en el mes de septiembre. En ella, el primer edil irundarra mostraba su «preocupación» por la concatenación de atascos y su incidencia en el tráfico de la comarca y del territorio. «Tengo la sensación de que Gipuzkoa, como zona de paso, empieza a tener un problema estructural de infraestructuras de carreteras», señaló Santano. Además, también hizo referencia a que la futura variante sur que está proyectada en Irun y la nueva salida de autopista -se iniciarán en 2018 cofinanciadas con la Diputación- aliviarían el tráfico en la comarca. «Los atascos ponen en evidencia la necesidad de que esos compromisos en materia de carreteras se cumplan cuanto antes», afirmó el primer edil.

En su respuesta a EH Bildu, la diputada de Infraestructuras Viarias considera que la variante sur de Irun no solucionará el problema del peaje de Irun y sus atascos que, a su entender, «los generan los controles de la Policía francesa».

Oiarbide asegura que las medidas adoptadas por parte de Francia -se comprometieron a habilitar más cabinas de paso en situaciones de más tráfico- no han sido suficientes. En cambio, según asegura, «Bidegi ha tenido disponibles todos sus recursos».

La diputada no considera que en Gipuzkoa exista un problema estructural de carreteras, como sostiene el alcalde de Irun en la entrevista, ya que los atascos ocurren ahora «solo cuando Francia pone los controles».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate